miércoles, 3 de junio de 2015

Outlander 1x16. A fungirlish review [Spoilers]

-Esto... oye, Kim. 
-¿Sí, Cassie?
-Que toca review. 
-¡Es verdad! Con estos parones que hacen estaba in the middle of una Droughtlander inventada por mí. Venga, voy a poner la cabecera.


-Ejem, Kim, me parece que no es ésta la serie.
-Sorry, es que la verdadera Misión imposible fue ver el capítulo sin estar bolinga y, claro, aún me dura la resaca. A ver si ahora...



-¡Venga, Kim, que no se diga que las haggards no somos capaces de aceptar un reto!
-Es verdad, Cassie. España es un país de picaos, no hay apuesta que no aceptemos. ¡Y menos si por ahí anda nuestro Sam!



¿Qué creíais, haggards? ¿Que no estaríamos aquí esta semana? Pues con el Alka-Seltzer en una mano y un vaso de whisky en la otra, ¡aquí está la review más temida del siglo!



Pues volvemos a Wentworth, Ciudad de Vacaciones, en una soleada mañana en la que están los red coats preparándose para salir en el desfile de moros y cristianos. ¿Mañana? ¿Pero no era de noche cuando terminó el capítulo anterior? Ay, mamá, que eso quiere decir que para lo que se están preparando es para cualquier mie*da que fuera a pasar la mañana siguiente (¡O SEA, LA EJECUCIÓN DE JAMIE!).

¡AY QUE YA LO HAN MATADOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
¡¡PERO QUE ESTÁ EN LA CAMA CON UN LIBRO JOPUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!

¡¡ESTO ES PEOR QUE LA MUERTE!!

-Chica, Kim, si ya te pones así en el minuto tres no llegas con las lentejuelas vivas al final.
-Tienes razón, Cassie, menos mal que estás tú aquí con las lentejuelas de acero para que te endiñe media review, jijijiji.

Pues ahí tenemos a Joputa-Mal-Rayo-Te-Parta-Muérete-De-Una-Fucking-Time que se levanta de estar en el catre de la cárcel con nuestro Jamie al lado, que está au naturel y más en el otro mundo que en éste. Os vamos a ahorrar otro visionado de la microla de Joputa, ya es bastante con que la tengáis en la imaginación. Nosotras hemos borrado eso de nuestra mente. 



Mientras los soldados siguen con su ceremonia, Randall procede a vestirse y Jamie le ruega que cumpla con algo que le ha pedido. Ay, haggards, deducimos lo que es al ver al villano agarrar su machete y queremos llorar y matar a ese despreciable ser que nos ha desgraciado a nuestro pelirrojo.



Pero algo interrumpe sus intenciones: un extraño estruendo que se oye a lo lejos. Joputa sale y abandona a Jamie que sigue suplicando. ¿Qué será ese ruido? Se asoma a uno de los ventanucos de una puerta y...

Vacas peinadas por el peluquero de Leoch. For your eyes only, Joputín

¡SÍ, LA IDEA DE MURTAGH CON LAS VACAS HA DADO RESULTADO Y LE HAN PASADO POR ENCIMA AL JOPUTA! ¡MUAJAJAJAJAJA!


Tampoco es que se entretengan mucho en asegurarse de que Randall esté muerto, nosotras le hubiéramos rebanado el cuello con una lentejuela bien afilada. En fin, cosas de las prisas por salvar a Jamie.
Mientras tanto, los soldados están de juerga cosa mala...

Scottish Sanfermines, ideales para red coats

...y Murtagh y el resto de los ewoks se dedican a buscar a Jamie, al que encuentran haciendo la croqueta en el suelo. Gracias al jolgorio de los encierros, pueden sacarlo por la puerta que Claire dejó abierta, lo suben en un carromato y, ale, libertad para el pelirrojo. 


¡Por fin! Nos iríamos de juerga a celebrarlo ya mismo si no fuera porque nos queda todo el capítulo por delante y Jamie está bastante perjudicado. Cuando nuestros ewoks llegan hasta donde está Claire, ésta corre que se las pela para llegar a su marido y comprobar cómo está (levanta la manta que lo tapa para ver si tiene boa -lo que haríamos todas-). También se da cuenta de que huele a chotuno lavanda, que tiene efectos calmantes. ¿¿Pero WTF??

Es que le han ungido después de los dolores, jaaaaaaarl

¿En serio, Kim? ¿Chiquito? ... ... ...

Claire habla con Jamie, le dice que está a salvo por fin y éste, saliendo de su inconsciencia, no ve a su mujer sino...

¡...un primer plano de Joputa!


Jamie la agarra del pescuezo como un gato se agarra a las cortinas y menos mal que está medio tullido y los ewoks están ahí, que si no Claire sí se despide de este mundo sin probar pipas Facundo. Pero Jamie no deja que ella lo toque y le dice a Murtagh que juli mujrag ij bichoj, que debe ser algo muy malo porque nuestro ewok favorito no lo quiere ni traducir. Pues con este buen ambiente parte el carro hasta que llega a una abadía en la que unos monjes muy apañaos les van a dar cobijo y los medios necesarios para curar a Jamie, aunque éste resulta ser un paciente horroroso.

Pero de un aspecto dañado y explotabragas a la vez

Y es que su cuerpo serrano podrá curarse pero, oh, su alma... Eso, queridas, ya es otra historia. Porque Jamie rechaza el toque de su mujer y la culpa es de lo que le hizo Joputa ("demasiado pero no lo suficiente", dice -MECAGOENTUFUCKINGESTAMPAJOPUTA-), algo que Claire quiere saber y nuestro Jamie procede a contarle...

Mantened este pechote en vuestra mente para pasar mejor el trago

Regresamos a Wentworth, donde nuestro Jamie está clavado a la mesa y se asegura de que Joputa ha dejado marchar a Claire. Joputa, en su infinita bondad, decide poner a Jamie más cómodo, que no es ponerle el pijama sino quitarle el clavo de la mano

¡¡¡NO LE TOQUEEEEEEEEEES!!!
¡Que ese pechote es nuestro!

Joputa se pone en plan místico-religioso y se dedica a echarle agua a Jamie como si estuviera bautizándolo. Como es un obseso del Arte y él no sabe ni hacer la O con un canuto, admira lo que la madre naturaleza (y nuestros suegros) trajeron al mundo: una obra maestra QUE ÉL SE DEDICA A DESTROZAR COMO EL VÁNDALO QUE ES. Este malnacido es comparable al que le rompió la nariz a la Piedad de Miguel Ángel y ante él tiene al mismísimo Cristo hecho carne para destruirlo. ODIO SUPREMO.

El subconsciente de Randall emocionado ante el destrozo que va a hacer

Y entonces Joputa decide que ahí no están para jugar al mus, así que let the games begin!

Siendo Jamie el árbol

Under the kilt with no pleasure

Jamie, como hombre de palabra que es, no se resiste, pero tampoco colabora. Eso cabrea a Joputa mucho porque quiere oírlo suplicar, gritar y humillarse ante él. Haggards nuestras, no podemos con lo que viene.

 
Eso lo dirás tú, Randall Joputa
Outlander fans all over the world

Jamie vuelve al presente y sólo quiere beber para olvidar (justo como nosotras, que vamos ya enfilando la segunda botella de Lagavulin), porque Joputa le hizo suplicar y desear estar muerto antes de terminar. WE HATE YOU JOPUTAFUCKER!!!!! Pero mucho nos temenos que el whisky no va a ser suficiente ni para eso ni para aguantar el arreglo que Claire le va a hacer en la mano, que no es poco.


Y un sartenazo en la cabeza que me deje grogui

Y, aunque a Jamie se la pela lo que haga Claire (ups, expresión desafortunada, sorry), no le impide que le arregle la mano, mientras que ella reflexiona sobre lo que hace y el camino que les queda por delante.

Claire en plena operación

Claire, como la superwoman que es, consigue arreglarle la mano, aunque el dedo anular le va a quedar mirando pa Cuenca (una pena que no sea el corazón, para ir haciendo una peineta a to Penry) pero termina y pota (que soy yo y riego a Jamie allí mismo, pero ella es muy pro). Al día siguiente o en media hora o lo que sea (que estos monjes tienen unos horarios rarísimos), el monje supremo la encuentra en la capilla y nuestra Claire, que no puede más con la vida, se confiesa con él y le cuenta hasta la talla de sus bragas enaguas corsé.


Ay, que al monje le va a dar un chungo con el capítulo de Doctor Who que le cuenta Claire, ¿verdad? ¡Pues no! ¡Está que lo flipa de lo maravilloso que le parece! (chica, echa la lotería, porque contárselo a dos personas en esa época y que las dos te crean es tener una suerte loca). El buen hombre le dice que no se preocupe, que Dios es como el FBI, que lo sabe todo, y que le perdona cualquier pecado que tenga.


Pero mientras Claire descansa su alma, la de Jamie está loca perdida, que nuestro pelirrojo ni quiere comer ni se deja ayudar. ¡Encima le ha subido la fiebre, cagontó! Claire ve que la mano va bien y le dice que la tendrá que ejercitar cuando se cure, pero Jamie le dice que no puede salvar a un hombre que no quiere ser salvado. 

¡¡No nos puedes decir eso!!

Murtagh va a ver a Jamie y le dice que wija risu rajo y si la che joltalías, pero Jamie le dice que ajá jolstian list, que a mis saja lesjo. Pero Murtagh se cabrea y le dice que agax Claire an bin in e bortraj en a trexion. ¡Hombre ya! Pero Jamie, insensible, dice que zinkas muslen akarom ajsssss y....

¡Por Dior, cómo nos lo ha dejado!

Joputa mira su obra de mie*da y le pregunta a Jamie que si ha alcanzado ya su límite, porque nuestro highlander está el pobre como un trapo viejo y sin sucumbir ante élPero, cuando se acerca a nuestro muchachote, esto es lo que Jamie ve:

¡¡A CLAIRE!!

¡Ay, nuestro Jamie, siempre con Claire en su mente y su corazón! Joputa no entiende qué poder tiene ella sobre él, que le posee incluso en ese terrible momento. Así que, cuando Joputa le pregunta si es suyo, Jamie contesta "sólo estás tú". ¡¡¡Pero "tú" es por Claire, pedazo de mothe%&&*er, no por ti!!! ¡Que está delirando! Pero Joputa aprovecha y decide demostrar que él es el amo y señor de Jamie Fraser haciendo que nuestro amor se marque la piel de su pechote con su sello candente.

¡Pero como una pu*a chota!

Nuestro Jamie está ya que le da igual ocho que ochenta y está dispuesto a marcarse la piel, lo que pasa es que en el último momento se pone el sello en las costillas, sabiendo así Joputa que él no es su dueño.

¡Jódete, Joputa!

Ya en el presente, nuestro ewok Willie informa a la Comunidad del Anillo Highlander de que ha visto varias patrullas de red coats, lo que les espabila para que muevan el culo y ahuequen el ala de allí, porque Jamie no se recupera y no tienen sitio seguro en Escocia. Así que, buscando un sitio seguro, resulta que pueden encontrar cobijo familiar en Francia, así que Murtagh se encargará de conseguirles un barco. Cuando Willie va a contarle las noticias a Jamie, éste le pide su puñal.

¿¿Pero qué dices, maromo??
No fucking way, le dice Willie

Nuestro mozo va corriendo a contarle todo a Claire y ésta se lo dice a Murtagh (que viene tan feliz a decirle que ya tienen pasajes a Francia en el Cristabel), pero por lo visto éste ya lo sabía (bueno, nosotras también, que entendemos perfectamente el gaélico), pero estaba a ver si Claire lo convencía. Ella no cree que la tortura y la violación sean motivo suficiente para querer morir (esto... Claire...) y Murtagh cree que hay algo que no sabemos

¡Ay, por Dior! ¿¿Qué será, será??

Murtagh está roto por dentro y dice que nunca haría nada para herir a Jamie, pero que antes de que Jamie no se cure y se consuma en vida, él...

Claire sí que sabe llamar la atención

Cuando nuestra chica se recupera del jamacuco, le dice a Murtagh que no sabe qué hacer con Jamie. El monje majo que le cuida dice que, si bien las heridas van mejorando, su alma sigue en las tinieblas y ahí se quedará hasta que la palme o vea la luz, pero Murtagh dice que ni aunque le planten un foco en la cara, o alguien entra en la oscuridad a sacarle o ahí se queda.

El cerebro de Claire, fase 1
El cerebro de Claire, fase 2

Y es que Murtagh le ha dado a Claire la clave para rescatar a Jamie. La vemos recogiendo lavanda y, con su aceite embotellado, va a ver a Jamie, que, cuando lo huele, reacciona genial, lo normal cuando huele a Randall en su mujer.

Le peta el cerebroooooooooo

Se acabaron los buenos modos con nuestro pelirrojo, que Claire está ya hasta el moño de tanta delicadeza. Que sólo funcionan las hostias contigo, que ni me miras a la cara ni nada. Basta ya de tanta tontería, hoy voy a ir al grano, te voy a embadurnar de lavanda, me la pela que veas a Joputa a la vez que a mí, que quiero saber qué pasó en esa celda, qué es lo que no me cuentas, ¡QUE QUIERO SABEEEEEEER!


Y ahí se enzarzan, en darse hostias como ellos saben aunque sin resultado satisfactorio, porque cuando Claire le dice a Jamie que si quiere que le odie y le abre la sabanilla que le tapa el dañado cuerpazo...

¡Jamie sí que lleva The devil's mark!

Claire le intenta decir que no pasa nada, que eso se quita, pero Jamie le explica que fue él mismo el que se marcó (T_T) y que Joputa no fue únicamente cruel con él.

Nos da un chungo ya mismo
Y con whisky dentro, porque esto no lo podemos ver sobrias

Volvemos a la celda y vamos a ir a velocidad absurda, que yo aquí me entretengo menos que David Gandy en la puerta de mi casa. Jamie está claramente como en otro universo, mientras que Joputa se da la ducha más asquerosa del mundo y luego se acerca con aceite de lavanda a nuestro Jamie y le dice que piense en Claire. 
Claire... 
Claire.....
Claire.......
Y ahí la oscuridad invade a Jamie.


¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!
Con nuestro más sincero odio para ti, Joputa

¡Por favor, qué grado de retorcimiento y perversión! Nuestro Jamie le explica a Claire que no pudo evitarlo porque era tan agradable no sentir dolor... (TEDESPELLEJAMOSJOPUTA). Claire, que vale un potosí, le dice que no hay nada que perdonar pero Jamie siente que ya no puede ser su esposo y, sin embargo, no puede ser menos que eso. Joputa, finalmente, consiguió doblegarlo.

¡Que te enteres ya de una vez!

Pero Jamie lo que siente es que necesita tocar a Claire pero, si la toca, tiene ganar de potar de la vergüenza (JOPUTAQUETEPASEELREBAÑODEMILKAPORENCIMAYTEQUEDESTIESO). Y Claire le pone las cosas claras.


¡Así se habla! Porque todo este camino, tan lleno de alegrías y de penas, sólo se explica porque ellos están destinados a estar juntos. Y si Jamie no quiere seguir, entonces ella morirá con él. Jamie ahí reacciona porque todo su sufrimiento ha sido por salvar a Claire, pero no sabe cómo ella puede aceptarle de ese modo.

¡Aunque vayas vestido de lagarterana!
¡¡Por fin!!

Y ahora lo que toca es que Murtagh, con el cuchillito, plis plis plis, dos tajos y fuera marca de Joputa. ¡Que tu nombre no mancille más el cuerpo de nuestro Jamie! (YQUEARDASENELPU*OINFIERNOJOPUTA)

¡¡Este pechote es nuestro!! ¡Muérdenos!

¡Y llega el momento de despedirse de nuestros ewoks para embarcarse a Francia! No nos podemos creer que por fin vayan a irse a un sitio en el que no tengan que ir huyendo ni a comprar el pan. Los ewoks son un encanto, despidiéndose con cariño de Claire.

Por fin Angus toca teta

Ya en el barco, Claire está con cara de echar la pota por la borda.

Pero lleno de ice para nuestro xixi

Porque nuestro Jamie, aunque cojito y perjudicado, está recuperando su sentido del humor y eso nos pone happy y perracas a la vez. Claire, sin embargo, está intranquila, porque parten a un futuro desconocido en un sitio desconocido también. ¿Qué van a hacer en Francia, fabricar Eau de scottish pechote? Jamie le promete que van a regresar a Escocia. Sí, ya sabe lo que va a pasar pero es un highlander de pelo en pechote y nunca abandona su deber. 


¡Sí! Claire tiene otra de sus brillantes ideas y decide que van a meter mano en la Historia e intentar evitar Culloden y la exterminación de la highlander way of life. Vamos, el razonamiento normal de todas cuando estamos con el café. A ver, que yo no digo que sea mala idea pero es una lástima que las piedras no le hayan mandado un dvd de Regreso al futuro 2 para que aprenda de Marty. El caso es que el Bonnie Prince de las narices está en Francia y así ellos se entretienen en algo y, total, estando juntos pueden con todo.

Together forever con Jamie agarraoooooooooo

Pero espera que Claire no ha terminado de soltar bombas en forma de palabras por esa boquita.


¡¡Toma!! ¡Ésos son los beneficios de las piedras! De pasar por ellas y de que Jamie te pase por ellas, grrrrrrrrrrrrr (uy, si Frank lo supiera, jijijiji). ¡Por favor, qué alegría más grande! Pero Jamie no se esperaba esto, miedo nos da a Claire y a nosotras su reacción.

¡¡POR FIN!!

Y en el barco, surcando los mares junto a nuestro adorado Murtagh, se encaminan hacia los mareos de Jamie y su futuro en Francia, que, esperemos, sea tan brillante y maravilloso como lo son ellos y su historia.

Chimpún


CONCLUSIONES FINALES
-Capítulo con momentos extremadamente intensos y muy bien logrados. Nos quitamos el sombrero y la peluca ante la exquisita dirección, fotografía y edición, que han logrado que nos metamos por completo en la dichosa celda. ¿Quién no ha perdido diez litros de sudor viendo los flashbacks
-Las actuaciones han sido soberbias, tal y como en el capítulo anterior. Sam y Tobias ya se pueden llevar todos los premios del universo porque rodar eso y de ese modo, es para ponerlos de ejemplo en el Actor's Studio. MARAVILLOSOS.
-Mención especial para el cariño de Tobias al despelote. Tobias, te queremos mucho (como amigo) y alabamos que no tengas problema en ir con la boa al viento (que no es que nos guste, ojo). Ya podrían aprender otros (Sam) de ti.
-Como no es oro todo lo que reluce (salvo en nosotras, claro), también tenemos una pega. Nos ha parecido muy precipitada la parte del exorcismo sanador de Jamie. Sabemos que no está recuperado ni de lejos pero nos ha dado la impresión de que se curaba con magia potagia, en un plis. Con que el capítulo hubiese durado quince minutos más esa parte se habría explicado mejor y sería más creíble. Ron, escucha la voz de las haggards, el "chas y aparezco a tu lado" es de teleflín.
-Y no, no nos vamos a meter en lo que han quitado de la novela o no, porque estamos hablando de la serie. Que sí, lo que han quitado es precioso peeeeeeeeeeero Ron ha hecho una adaptación y eso requiere tajos aunque duelan (y algunos de ellos han mejorado la trama). De verdad, queridas, a pesar de todo, ¿no pensáis que la serie ha superado nuestras mejores expectativas? Ron, escucha la voz de las haggards, we love you! ¡Invítanos al rodaje de la siguiente temporada!


MENSAJE DE LAS HAGGARDS Y CIERRE DE TEMPORADA

Queridas, estamos abrumadas y emocionadas por vuestro seguimiento y apoyo a estas sencillas reviews que no tienen más pretensiones que hacernos pasar un buen rato. Cuando empezamos este sitio, lo hicimos con la intención de lanzar al viento nuestros pensamientos, fangirleos y tonterías mientras veíamos la serie porque la emoción nos salía por el cardado y teníamos que compartirlo con un lector desconocido y, tal vez, inexistente. Nada nos hacía pensar que esas tontunas iban a llegar a tanta gente e iban a ser tan bien recibidas. Os damos mil veces las gracias y mil veces y mil veces más por el apoyo, el cariño y el buen rollo que nos habéis demostrado. Tenéis una lentejuela con vuestro nombre en nuestro corazoncito. Y tenemos una cita en el estreno de la segunda temporada porque no nos vamos a perder nada de lo que les pase a nuestros Fraser. Es más, seremos testigos de excepción... ¡No dejéis de acompañarnos!

¡A la conquista de Francia que vamos!