miércoles, 16 de noviembre de 2016

Outlander Moments (Season 2)

¿Hola? ¿Hay alguien aquííííííííí? Bueno, pues sí, estamos nosotras, que nos hemos tomado unas laaaaaaaaaaaaargas vacaciones blogueriles por estos lares (nos hemos dedicado a pasar el tiempo yéndonos A la cama con... un libro) porque el último capítulo de Outlander nos dejó el cuerpecito en estado de gelatina de fresa. Qué cruz, chicas, hemos tenido que recuperar fuerzas en nuestro Boabroch, donde hemos estado jugando al cinquillo con nuestros maromos. Repetidas veces. Y de modo muy entusiasta. Todo por cuestiones terapéuticas, of course.


Yo aún no estoy recuperada, que venga el doctor a tomarme... la temperatura

El caso es que volvemos con renovadas fuerzas con un post total y absolutamente alejado de la actualidad (porque ya sabemos que están rodando la tercera temporada y fichando maromazos y escogiendo tipografías de imprentajkhfdajkdhfkjahfajl). ¡Pero who cares cuando se trata de hacer nuestro top ten de momentos favoritos de la segunda temporada de Outlander! Las haggards hemos tenido unas intensivas reuniones dándole a los capítulos para ver qué escogíamos y, tras tirarnos un par de veces de los cardados por unos insignificantes "dame ese momento que lo quiero yo, perraca de falsos diamantes", hemos llegado a un entendimiento y hemos escogido cada una cinco momentos que nos han encantado (más unos bonus en forma de gifs porque a ver quién es la pava que se conforma con cinco momentos nada más).

Los momentos de las entretelas de Cassandra

La reconciliación entre Jamie y Claire 

Mi ranciedad me precede y no seré yo la que exija que haya trocotró cuatro de cada tres momentos en los que Jamie y Claire están juntos en pantalla, pero reconozcamos que esta temporada nos tenían un poco a pan y agua. Normal si nos acordamos de la caída de Roma y Bizancio que le hizo Joputa a la puerta trasera de nuestro pelirrojo. Gracias a San Ninian, finalmente se produjo la deseada reconciliación sexual y sentimental en una bellérrima escena donde a las haggards perdimos varios kilos a base de caída de ovarios, explosión de enaguas y sudores xixiles. Una momento clave filmado con una fotografía que ya la quisiéramos nosotras para nuestros retratos.


¡Vamos a darle meneo al cuerpo pelo!

La humillación de Joputa delante del rey

Ya sabéis que, entre tanto drama, agradecemos siempre un toque de humor. Y si encima es a costa de reírnos de Joputa, mejor que mejor. La aparición del Rey del Estreñimiento y sus burlas a Randall, haciéndole doblar el lomo cual bisagra oxidada y mofándose de su aburrido aspecto inglés, nos hizo sacar el Moët Chandon que tenemos siempre en la nevera para momentos como éste. No creáis que es la única botella que hay puesta al fresco, porque vendrán más cosas que nos harán descorchar y brindar como locas. 


¡MUAJAJAJAJAJAJA, ESO POR JOPUTA!

Roger cantando la sátira ratuna

Bueno, bueno. Para hablar de este momento tengo que ponerme mi mejor lencería, arreglarme bien el cardado y echarme unas gotas de Chanel Nº5, porque es ver a Roger y ponerme en modo HAGGARD SUPREME EDITION en pocos segundos. 


Creo que aún me sobra ropa

Ya glosé las virtudes del actor que lo interpreta, Richard Rankin, en un post anterior. Este chico es un pollo absolutamente adorafollable que ha hecho suyo a Roger y podría decir que cualquiera de sus apariciones es un momentazo para mí. Si bien nos dejaron sin la escena del baño que aparece en la novela (ocasión perdida para ver ese pechote lleno de pelosñadkjfañslkjdfañsk), sí nos mostraron la parte divertida de nuestro profe preferido y lo pusieron a cantar la sátira ratuna para regocijo de la petarda de Brianna y alegría de nuestros bajos. ¡Y qué voz! Entre el pelete, las barbas, los ojazos tiernos y la canción, no sé vosotras, pero a esta haggard le faltó tiempo para llamar a sus abogados y empezar a hacer testamento.


No gano para moquetas ni para bragas

Murtagh cuando Jamie le cuenta todo sobre Claire 

Murtagh nos conquistó ya en la primera temporada, sobre todo cuando nos enteramos de que tras ese highlander barbado y de aspecto taciturno se escondía un hombre tierno, enamorado sin esperanza de la madre de Jamie. En esta segunda temporada hemos caído nosotras y nuestras enaguas rendidas a sus pies por cómo demuestra su amistad incondicional hacia el hijo de su amada. Cuando Jamie le explica que Claire viene del futuro, se lo toma bastante bien, pero no puede evitar soltarle un buen puñetazo como mandan los cánones escoceses en estos casos. Después una mirada de complicidad entre ambos y todo solucionado. 


Espera, que te explico lo bien que me ha sentado que me mientas
Me has afeitado en seco, Murtagh
¡¡Al rico Scottish sandwich!!

La despedida

Ay, queridas, qué momento éste. Mirad que sabíamos lo que iba a pasar, pero nuestros corazones de románticas y defensoras del Happily Ever After hasta el fin, aún teníamos esperanzas de que el primer capítulo de la temporada fuera una pesadilla, y Claire se quedara en el siglo XVIII, y que los escoceses dieran por Culloden a los ingleses y... PUES NO. El joputismo gabaldoniano nos hizo soltar mocos como un alien, maldecir a la autora en gaélico y volvernos locas ante tanta injusticia. Menos mal que antes de atravesar las piedras tienen tiempo para un momento guarreril, que ya sabemos lo perraco que pone el saber que se te va el amor de tu vida a otro siglo. Pero, con todo y con eso, JAMÁS TE LO PERDONARÉ, DIANA GABALDON. JAMÁS. 


El grito de todas las fans viendo esto
Foto horrible de Diana como venganza haggard. Y qué ganas de borrarle la sonrisa a tortas

BONUS. Jamie diciendo una plegaria por Claire

Ay, que me gusta a mí un highlander tienno como una rebanada de pan Bimbo. Qué escena la de Jamie recitando una oración por Claire y por el bebé que posiblemente lleve en su vientre. Estoy segura que fue ahí, justo en ese momento, cuando Claire se quedó embarazada, porque la mirada y la voz de Sam tienen ese efecto (además de hacernos arrastrar nuestros traseros por el suelo).


Esto es un milagro y no lo de mi Madre y el Espíritu Santo

Los momentos llantisubenaguas de Kimberly

Melofuà entero

Ven aquí que te limpie, te fije y te dé esplendor

Si hay una cosa más clara que el agua para mí esta temporada es que mis enaguas han ardido (¡y mucho!) gracias al Conde de St. Germain, Le Comte Melofogniquè, el Melofuà de nuestras entretelas. Obviamente la culpa la tiene Stanley Weber, el actor que lo interpreta, que está más bueno que la Nutella (ay omá, que me lo estoy imaginando el pelotilla picá y servidora que se acerca con un bote de Nutella y JOAAAAAAAAAAAAAAAAAAARL). Ais. Pues eso, que, para mí, Melofuà ha sido el descubrimiento, mi alegría en los tristes (y zzzzzzzzzzzz) pasajes parisinos. Él, tan bellamente malvado y tan follablemente perverso, con esa maravillosa cara de asco y sus miradas y gestos desintegraenaguas, ha sido mi guilty pleasure esta temporada. He disfrutado de todos sus momentos y he sido #TeamMelofuà en contra incluso de mis propias inclinaciones highlanderas. Y no me digáis ahora que el muchacho no se merece un buen refrote al darnos pornomomentos como éstos...

Quién necesita una Juanola pudiendo rechupetearte a ti

...o proporcionarnos un adjhflkjashfksahflkasfh duelo de boas con Jamie (aunque únicamente en mi calenturienta mente, cagontó), haciendo del sándwich MeloFraser el más pedido en las cocinas de mi mansión.



Queridas, una vez más proclamo a los cuatro vientos mi amor por Melofuà y por Stanley Weber, por cuyo pelazo suspiro. Ya te pillarán mis manos, ya... 

¡Así te espero, jamelgo!

El duelo entre Jamie y Joputa mientras Claire los ve y pierde a su wee Frasercita

Esto no hay Whopper que me ayude a superarlo

¡Ay, queridas, qué terrible momento! Para mí, estupendamente trasladado desde el libro a la serie. Qué intensidad de emociones todas juntas, la ira, el rencor, el terror, la desesperación... Una secuencia de maravilloso montaje que consiguió hacer llorar hasta al más duro de los corazones de patata y casi casi al mío (ya sabéis, queridas, que yo lloro cuando se me pierde una lentejuela y con el último momento que he escogido, poco más). Si hay un momento dramático, intenso e inolvidable (por lo mal que lo pasé mientras lo veía) es éste.

Jamie making all the panties drop con su sobrina

Sí, las mías, en concreto, que ven esto y emprenden vuelo

Jamie en estado puro de adorafollabilidad total y absoluta. Si querían que se nos saltaran los corchetes de los sujetadores, con esta secuencia lo consiguieron pero bien. Hemos visto a Jamie dirigiendo su amor a Claire mil veces (pocas para las que queremos verlo) pero, sabiendo las ganas que tenía de ser papi, verle dirigiendo su amor y sus confidencias a su wee sobrina... Ay por Dior, por Chanel y por Tom Ford, no hay fan en su sano juicio que no quede trastocada y requetenamorada por los siglos de los siglos de él.

Murtagh y Jamie leyendo la carta en gaélico de Claire

¡Necesitamos un diccionario Gaélico-LoQueClaireCreeQueEsGaélico rait nau!

Ya sé que este momento no tiene ninguna importancia en la trama pero, queridas, lo que me pude reír mientras lo veía. Jamie y Murtagh, en una situación complicada y tensa, mirando y remirando la carta de Claire intentando descifrar esa cosa imitación del gaélico en la que estaba escrita... Es que me descojono de recordarlo. Los momentos en los que se ve la complicidad entre Jamie y Murtagh no abundan y, cuando pillo uno tan bueno como éste, me rebozo en él como cerdito en barro. Hespero ke bosotrhas tanvién lho pasharaihs vomva komo llo (soy una alumna aventajada, ya domino el idioma de Claire #JamieEstoyPreparadaParaTuLengua).

Claire en Lallybroch en los 60, a solas con sus recuerdos de Jamie

Lo recuerdo y se me activa el modo Niágara

Mi momento favorito de la temporada (eeeeeeeeehh, bueno, al menos del último capítulo). Lo vi y me quedé tal y como estaba Claire, llorando a moco tendido y con la mano tapando mi sensual boca (sí, aquí se me abrieron las compuertas lacrimales). Es el colmo de la desesperación, de lo imposible. El poema de Catulo narrado por Jamie, su imagen en el pórtico de Lallybroch y Claire ahí sentada, rodeada de fantasmas, de recuerdos y de la felicidad perdida... Dadme ahora mismo una manta zamorana para secar mis lágrimas porque con el visón que llevo encima no tengo ni para empezar. 

BONUS. La transición de Frank a Jamie


No podía despedirme sin esta imagen, que directamente me hizo levantar del sofá y ponerme a aplaudir con el xixi. Como seguro que os pasó a muchas, jodías...


¡Qué grandes momentos todos! ¡Y qué lista más maravillosa e injusta a la vez! Se nos quedan muchas cosas fuera, claro, pero como ya sabéis, a nosotras NosCabe todo y estamos rebosantes de maravillosos momentos outlanderianos que no olvidaremos. Sin embargo, ya estamos haciendo hueco a los que vendrán porque, viendo el nivel maromial que se nos viene encima en la siguiente temporada, nos van a salir los momentazos hasta por el **** las orejas. Para eso, queridas, habrá que esperar un poco pero tendremos que darle mientras al abanico para que no le salgan telarañas, ¿no? Así que retomaremos en fungirleo con lo que se nos pase por las lentejuelas delante. Stay tunned, queridas!

miércoles, 13 de julio de 2016

Outlander 2x13. A fungirlish review [Spoilers]


-Kim.
-Dime Cassie.
-Ya sabes lo que toca, nena.
-No, no quiero saberlo, déjame hecha bicho bola bajo mis sábanas de satén y pasa de mí.
-¡Tía! ¡Tenemos una responsabilidad con la sociedad Outlandera! ¡Nuestras haggards esperan la review del último capítulo! ¡No podemos decepcionarlas!
-¡No quiero! ¡¡Yo quiero volver al capítulo siete de la temporada anterior y no salir de allí nunca jamás!!
-¡KIM! ¡Y yo también, nos ha jodío! Venga, nena, que hoy tenemos que estar a tope y más unidas que nunca.
-Bueeeeeno, vaaaaaaaaaale. Pero porque no podemos abandonar a los Frasers.
-¡Ja! Eso serás tú, chata. Dame dos besitos y ponte la cursiva, que me voy a hacer un salto de longitud temporal tan grande que ni se me va a ver el pelo en la época de Culloden. ¡Chaíto!
-¡¡Cabronaca!! ¡Así te entre champú en los ojos!

Y con este buen ambiente, las haggards afrontamos la última review de esta temporada. Unidas y separadas a la vez, nos enfrentaremos cogidas de la manita a este capítulo. ¡Que no se diga que le tenemos miedo! O, al menos, que no se diga que se nos nota. ¡Saca el whisky, Cheli, y dale al play, que no podemos esperar más!

_________________________________________________


Con esto de las filtraciones o Jamieleaks no sabemos si es que el capítulo que nos hemos agenciado es de una calidad ínfima o qué, porque está en blanco y negro y, además, se ve fatal. Un momento... ¡Si es la abuela de Margaery Tyrell de joven! ¿Hemos descargado Juego de Tronos versión sesentera, Los Vengadores o qué coñ...? ¡Ah, no, que es una tele viejuna! Se cambia el plano y vemos a un muchacho así vestido como muy rancio, con barba, despatarrao... 

Esperad, que saco mis gafas de boas de cerca Scottish Edition para ver quién es...

Hagamos cuentas... Escocia, 1968, mozo de unos veintitantos, lugar viejuno tipo vicaría...


¡Que es ROGEEEEEERRRR, así, de sopetón y sin haber terminado el primer copazo de whisky! ¡Nos quieren matar nada más empezar el capítulo y aún queda más de una hora! ¡Y está llorando! ¡Menos mal que ha sido Kim la que se ha ido al siglo XVIII porque esto no me lo puedo perder!


Estamos en el funeral del reverendo, su padre adoptivo. Pobrecito, si ya era un vejete hace veinte años, lo raro es que estuviera vivo hasta ahora. Nuestro Roger "Melocomoconbarbaytodo" Wakefield está dando las gracias a los asistentes, entre los que está... ¡Claire! ¿Pero no estaba en Estados Unidos? 


Claire es una haggard: los años no pasan por ella

Todo el mundo quiere presentar sus respetos al joven (nosotras queremos presentarle nuestras enaguas, bajos incluidos, si eso), cuando entre la multitud él vislumbra una melena pelirroja que lo deja medio bizco (y seguro que con la boa apuntando al lago Ness).


Roger quiere acercarse a la desconocida, pero nada, que no hay manera de alcanzarla en ese pésame que parece una carrera de obstáculos, la gente no deja de pararlo y él con los ojazos que se le salen de la cara intentando localizarla y llegar a ella. 

Porque es educado, que si no...

Cuando cree que la ha encontrado, se da cuenta de que no está donde parecía haber entrado. ¿Se ha evaporado o qué? De pronto, una voz lo llama por su nombre.


Aye, #RichardisROGER! No doubt, bitches!

Claire interviene en la conversación y se presenta. Roger no cae en quién es la señora estupenda hasta que le nombran a Mñé (ya tardaban). Empieza el intercambio de palabras de cortesía, que si mi madre es cirujano, que si mi hija se llama Brianna y está en Harvard, que si yo estoy en Oxford...


Ésta es mi cara de "Uy, qué emoción" 
Pues ésta es la mía de "Te comería tó lo pelirrojo, lassie"

Claire deja solos a los dos jóvenes y ahí se puede cortar la tensión, pero sobre todo se percibe el absoluto adorafollamelofollismo de Roger, que está encantado con Brianna, alias Bree, a juzgar por cómo la mira. Vamos, que nos mira así a nosotras y nos derretimos ahí mismo.


¡Que te como la barba!

El pobre se queda algo chafado cuando Bree le dice que se van esa tarde para Londres y él trata de venderle un poco las bondades de Escocia a ver si se quedan unos días. Como si eso hiciera falta viéndolo a él o a Jamie. Las haggards hace tiempo que tenemos plantada nuestra mansión principal en las Highlands. Boabroch, la llamamos. Estáis invitadas, queridas.  

¡Ven a domarnos, groarrr!

Mientras tanto, Claire anda curioseando por ahí hasta que finalmente ella y Brianna van a despedirse de Roger. A él se le nota el fastidio (¡pero qué monoso!) por tener que dejar irse a la joven y para evitarlo hace un último intento ofreciendo su casa a madre e hija para que se queden. Bree está de acuerdo con el plan (*guiño-codazo-guiño*) y Roger haciendo palmas con la boa por las supuestas indirectas que le lanza la otra. 


The Roger Effect!

Por la noche, Roger se levanta y pilla a Claire dándole al bebercio, para no perder la costumbre. Como buen escocés, se une a ella y empiezan a hablar de lo divino y lo humano, de los trastos y papelotes sobre Culloden que acumulaba el reverendo, y surge así una información que es una bomba: Roger no se apellida realmente Wakefield. 

Uy, qué pisto...

Después de eso, él se pone así como tristón, con esos ojos que tiene tan preciosos en plan lloroso y ...


Vale, vale, es que estamos in love con Roger, perdonadnos. Centrémonos, ejem. Le pregunta a Claire algo que nos pone a soltar mocos como locas, y más viendo esa mirada llorosa en él. 



Claire se retira a su habitación, donde contempla a Bree durmiendo. Mirándola así no puede evitar ver ciertas semejanzas en el pómulo y la cepa la oreja...

Misma estructura ósea fraseriana, mejor tratamiento capilar

¡Ay, madre, que nos toca retrospecter! ¡¡¡KIM!!!




Aquí estoy, queridas mías, de reportera de guerra dicharachera, pasando penurias y acumulando mierda en mi cuerpecito con tal de no perder la estela del culo kilt de Jamie y podéroslo contar. Por el pasado estamos a 16 de abril de 1746, lo que en España sería un maravilloso día primavera y en Culloden se levanta como una fr(p)uta mie*da de día nublado y con niebla de ésa que nos deja el pelo que ni Diana Ross (jodía Cassie, que se ha ido a la época de los cardados y la laca por kilos). Jamie va detrás del Mark me repitiéndole la misma cantinela que el Bonnie no quiere escuchar, que no están preparados para la luchar y que deberían retirarse antes de que los británicos se pispen y les hagan un siete (o sea, que se los carguen a todos). 

¡¡Pero qué dices, chico, si me llamo Jamie!!

Tranquilo, Jamie, no es que no sepa tu nombre sino que parece haberse olvidado del suyo y así, de repente, se compara con Dios en uno de sus (cada vez más frecuentes) delirios de grandeza y tú eres el apóstol que dudó de su resurección y no creyó hasta que no lo comprobó con sus propias manos. Tócate la boa con las mismas (¡uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuhhhhhhhhhhhhh, y que nosotras lo veamos!).

¿No podría haber caído en otra serie con un príncipe más listo?

Ay Jamie, podrías haber caído en Juego de tronos pero lo mismo ya estabas sin cabeza. Claro, que el Mark me se va diciendo que cuando termine este día va a hacer de Jamie un creyente, lo que nos pone tanto los pelos de punta como ver las cejas de Daenerys Targaryen. Y así se le ponen los pocos pelos secos que le quedan a Jamie (que son los que guarda bajo el kilt) ante la perspectiva de día que se les presenta.

Se me ha aplastado el pelo del susto que llevo encima
CULLODEN NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOR

Pues sí, queridas, Culloden siiiiiiiiiiir. La Historia no se equivoca porque juega sobre seguro (vamos, como que ya ha pasado todo lo que cuenta) y ya os lo dijo Claire, en la Batalla de Culloden se desgració forever el modo de vida highlandera. En esto que llega Murtagh para informar de que los británicos se están moviendo y no precisamente para ir a calentarse a sus casas, con lo que a Jamie ya se le ponen los pelos en modo ataque. Pero Claire le dice que aún existe una posibilidad...

Oh My Dior!! ¿¿¿Podremos, por fin, evitar la terrible batalla???
Devolvemos la conexión a nuestra querida Cassie y su envidiado moldeado capilar

Gracias, querida becaria. En efecto, volvemos al siglo XX, donde Roger y Brianna andan de excursión visitando los bonitos lugares en los que los ingleses daban caña a los escoceses como, por ejemplo, el fuerte William, ese precioso sitio en donde Joputa le arrancó a Jamie la piel de la espalda a base de latigazos. El tonteíllo entre la pareja es evidente: él, claramente enchochao; ella, un poco entre desabrida, sabelotodo repelente y zalamera, con un punto perfectamente ahostiable. Pero Roger está en una nube de amor y añsjdfñalshgñasdjfñashdñkasjfkasjfñsa y no se entera.



El hechizo se nos rompe cuando Brianna hace cierta pregunta.


Ni estando muerto nos libramos de Frank
Traducción de las haggards: "Parecía muy mñé". De nada
Hola, me llamo Brianna y tengo complejo de Electra

La queridísima mamá de Bree está a lo suyo, recorriendo lugares en los que vivió en el siglo XVIII, uno de ellos Lallybroch. Ay, haggards, se nos hace un nudo en el estómago y no podemos ni bebernos el whisky con el que pasamos el caviar. Claire recuerda a la familia de Jamie y llega incluso a convocar la imagen de él en la entrada a la finca, con su porte de highlander, su despatarre y su buenorrismo, mientras escuchamos las voces de ambos recitando Dami basia mille de Catulo. Si no lloráis con esto, queridas, no tenéis corazón. 




En Culloden House, Claire está un poco atacadita de los nervios y no es para menos, ante lo que se les viene encima. Todo por culpa del Mark me, claro está.




No es por nada, chicos, pero ESO YA OS LO DIJO MURTAGH EN FRANCIA *ejem*. Ahora Claire dice que si se lo cargan, la batalla y la rebelión jacobita se irían al carajo definitivamente

Menos mal que te tengo como aliada, porque como enemiga me das un miedo que te porridge


Haces bien en tener miedito, Jamie, porque tu mujer tiene más recursos escondidos para la muerte que James Bond y para muestra el frasquito con jazmín amarillo que se saca de la manga. ¡Y es que por todos es sabido que una no lleva nunca suficiente veneno en el bolso y nunca sabe cuándo va a tener que darles pasaporte a varios!

OMG!!!! ¡Mira qué susto me has dado que la belleza interior se me ha salido para fuera!

Y es que nuestro Jamie es un católico de pro y no concibe que Colum se haya suicidado, por mucho que Claire le explique que así lo quiso él para poder dejar de sufrir y vivir sus últimos momentos de un modo digno.

¡Tu belleza sí que es pecado mortal, chato!


Por lo visto el Bonnie Prince tiene escorbuto (madre de Dior, para acercarse a esa boca) y Claire le ha estado tratando, así que puede echarle el veneno en un té para que muera de un modo tranquilo y pacífico, deslizándose en un sopor somnoliento tan grande como el que su presencia nos provoca a nosotras.

Ay zeñó, que ésta es más asesina que todo mi ejército y yo duermo a su lado *huevitos en el cuello*

Ay, Jamie, en menuda posición te está poniendo tu amada esposa. ¿Poder por fin terminar con todo? ¡SÍ! ¿Matando vilmente a una persona que confía en ti? Estooooooooo...


La conciencia de Jamie ahora mismo
El lado oscuro va creciendo en ti...
Preferiría que me creciera otra cosa pero ahora que lo dices...
¡Pero Jamie! ¿De verdad lo vas a hacer...?


¡Ay por Dior, que Jamie está que sí, que no, que caiga un chaparrón! ¿Será capaz de terminar con el Mark me y con este jaleo que nos trae de cabeza esta temporada...?


Devolvemos la conexión a nuestros estudios centrales en el futuro, pasado, lo que sea


(Madre mía, necesitamos el Delorean de Marty McFly ya). Roger sigue haciendo de cicerone de Bree por la región y ahora la ha llevado al huerto a un sitio más agradable, el lago Ness, para que vea su monstruo. En ese ambiente relajado, Bree le pregunta si sabe algo sobre un supuesto incidente desagradable que ocurrió entre su padre y su madre cuando estuvieron en Escocia. Roger sólo recuerda que Frank destrozó el cobertizo en un ataque de rabia, porque tanto mñeísmo reprime el ego y superego y todo eso es malísimo para la psique. Lo que no sabe es por qué tuvo ese arranque. A Brianna no le cuadra esa imagen de su adorado padre. Qué petardica que es la zagala. 

Sí, lo escondió en el trastero del reverendo, querida

Cuando le pregunta el año en el que eso pasó, a Bree hay algo que no le cuadra y se queda con la mosca detrás de la oreja. Le confiesa entonces que leyó una carta del reverendo a su padre en la que se refería a ese incidente de forma indirecta. Como parece que están aburridos, se ponen a jugar a detectives y deciden mirar en los diarios de Wakefield a ver si encuentran algo. Eso sí, van a tener que hurgar entre mugre. Aquí Bree muestra un síntoma de haggardismo que nos reconcilia con ella.


Traducción haggardiana: "Te quiero ver comío de mierda"
"Lámeme del pelete a la boa cuando quieras"

La parejita no es la única que está de investigación. Claire va al archivo municipal a ver qué fue de Lallybroch tras Culloden. Allí ve el documento donde Jamie traspasaba la propiedad a su sobrino, siendo testigos Murtagh y ella misma, y se queda una fotocopia. Aprovechando que está allí, pregunta por los ancestros de Roger, a ver si averigua a qué rama de los MacKenzie pertenecía la familia del joven. Esto se pone interesante...




Por la noche, madre e hija están comentando qué han hecho durante el día. Claire alude a lo monoso que es Roger, por no decir que tiene un culo para darle un cachete. Bree le comenta que han estado en el fuerte William, cosa que a la madre no le hace gracia, claro, menudos recuerdos. Cada vez que Brianna le pregunta algo sobre su padre, las respuestas de Claire son de lo más ambiguas. ¿Piensa en Mñé o en Jamie? Según la cara, sabemos si en uno u otro. La mayoría de las veces pone cara haber comido un ajo crudo (eso significa que piensa en Frank) y a Bree no se le escapa. 

Con la boca muy pequeña lo has dicho...

Ay, querida Cassie, en el pasado estamos que no nos sentimos las piernas ante la perspectiva de, por fin, librarnos del Mark me y de la dichosa rebelión que ni nos va ni nos viene. ¡Lo único que queremos es que Jamie pueda galopar al viento con su boa al ídem! Pero nuestro fornido highlander sigue peleando con su conciencia, ya que él no es de asesinar así como así, por mucho que Claire le intente convencer de que es una muerte para salvar miles de vidas.

Oh My Mark Me God! ¿¿Qué escuchan mis oídos de ACFM??

OMG!!!!!!! ¡¡Dougal está con la oreja pegada y los está escuchando!! 


¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!!!!!! ¡¡Que Dougal asoma las barbas y no parece que sea precisamente para ver si alguno se las esquila!!

El ACFM se sabe todos los sinónimos de *uta y cab*ón
El mal rollito me hace temblar hasta la trenza

¡Y a mí los lacitos del corsé! ¡¡Voy a ver si me pongo a cubierto!!

Devolvemos la conexión al guapísimo Roger

Estas becarias... ¡Ese maromo es nuestro! Al lío. Roger lleva a Bree a la universidad y la deja un momento por allí mientras que él va a hacer un mandao. 




Tú sí que estás bien, grrrrr... La chica se va a merodear por el edificio cuando oye un encendido discurso a favor de la independencia de Escocia. Una voz femenina arremete contra Inglaterra y la anexión bajo una sola corona como el fin del esplendor escocés. 



 ¿Quién será la joven que reivindica estas ideas en 1968?



Espera un momento: ¡Es Geillis Duncan! ¡¡¡WTF supremo!!! ¿¿¿¿Pero no estaba en el siglo XVIII cuando Claire fue para allá en los años cuarenta???




Escuchemos lo que tiene que decirnos, a ver si aclaramos este embrollo temporal. Geillis versión 1968 está en todo lo suyo, hablando de los grandes reyes que han hecho historia: Arturo (BIEN), Ricardo Corazón de León (MUY BIEN)...



¿Pero qué dices, locaaaa? ¡Que ese tío llevó al desastre a los highlanders y nos privó de ver a maromos en kilt en nuestros tiempos! ¡Y encima insta a todos los oyentes a ser como el Mark me! ¿Os imagináis un mundo lleno de hombres con su careto? ¡Horror!

Tú no tenías madre. ¡A ti te cagaron!

Terminada la arenga, Bree se acerca a felicitarla por su discurso y, ya de paso, a darle lecciones de Historia. No puede remediar ir de marisabidilla por la vida esta muchacha, qué bofetá tiene... Roger aparece en ese momento (y mis enaguas desaparecen) y la supuesta Geillis se presenta con un nombre parecido al que nosotras conocemos.




Al final los invita a una de sus manifestaciones, mientras les da un folleto donde sale su foto, al tiempo que dice una frase bastante inquietante y hace un amago de guiñarles un ojo. Mmmmm... 


A Claire la encontramos visitando el museo dedicado a la batalla de Culloden. Allí tienen una figura que representa al Mark me bastante más buen mozo de lo que era, por lo que Claire no puede evitar cabrearse ante semejante encumbramiento del "héroe nacional".

Por no llamarlo enano
¡Ya quisiera el Mark me ser un enano!

Una pareja comenta algo de un objeto que hay en una vitrina y llama la atención de Claire por razones obvias (*suspiro de penita*).





Aquí Kim desde Culloden House. Me he escondido que ni David Copperfield el mago para ver si la ira del MacKenzie no me mancha las lentejuelas. Y que, queridas, está con una mala h*stia que seguro se ve hasta desde el futuro.

Usa la Fuerza, Jamieeeeeeeee (a ver si cuela)

Pues no, no cuela, que esto es creación de Ron Moore y éste es de Star Trek y no de Star Wars, así que los trucos de jedis highlanders no funcionan. Dougal sabe perfectamente lo que nuestros Frasers están tramando pero Claire intenta explicarle el tomate y que todo es por el bien común.

Cagando leches lo hacemos

Vamos, cualquiera le rechista al tito Dougal cuando te está insultando con la voz bajita y un tono amenazante de hacerte caquita encima. Y es que el ACFM no puede parar de decirle a Claire lo que piensa de ella, que supo desde el primer momento (allá por la primera review de la historia) que era una guarri traidora y que no puede con la vida de Dior al ver que la gente en la que ha confiado con todo su corazón (si es que lo tiene *ejem*) le traiciona (¡y traiciona al Mark me!).

¡Jamie Fraser nunca traicionaría a los suyos!

Pero Dougalito no se entera de nada, la rabia y el odio le ciegan. Se quita la espada, se frota la cabeza como para sacarle brillo... Un show total (sospechamos que tal vez etílico debido a las melopeas que se coge este hombre cada vez que la palma alguien querido para él -no olvidemos que para nosotras han pasado dos semanas desde la muerte de Colum pero para él fue anoche #LaMagiaDelTiempoEnOutlander-). 

¡Que Jamie siente a Escocia hasta en los cataplines! (Sobre todo cuando hace frío)
¿Eh? ¿Qué? ¿Es a mí?
Pues no le hemos despistado
Dougal, no es momento de hablar en público de lo que Jamie y yo hacemos en cuanto podemos
A ti lo que te falta es que no te las clava nadie, malfollao

Jamie no puede tolerar que le hable así a su esposa y le dice, del modo más majo pero amenazante posible, que la tiene que respetar aunque le salga la ira por las barbas.

No, sobrinito, la ira me sale por la punta de la espada
Regreso al blog en representación de la cara de todas ahora mismo

¡Pero pero PERO! Jamie intenta calmarle, le dice que descanse, que coma algo, a ver si le va a tener que alimentar él mismo a hostias pero Dougal tiene el brazo tan caliente como la cabeza y...

¡Dougal, paraaaaaaaaaaaaaaa!
Te voy a dejar que ni para porridge, Jamie

OMG, el ACFM está más sordo que una tapia porque la sangre revolucionada le nubla los sentidos y lo único que ve es el pelo rojo de Jamie, al que acude como un toro al capote. Jamie intenta proteger a Claire (¡su churri ante todo!) y apaciguar a su tío, como el highlander multitask que es.

Mira cuántas cosas hago, mil veces mejor que el Windows 10
¡¡Jodío, por la memoria de su madre sería mejor que no lo mataras!!

Jamie no quiere y se resiste pero al final no le queda más remedio que pelear con Dougal.

Claire For The Win!!

¡Madre mía, no teníamos una emoción y un sufrimiento tan grandes en nuestro cuerpo desde que Melofuà abandonó nuestros bajos! Ésta no es ni de lejos la pelea de boas que nosotras teníamos en mente pero, ahora que está ocurriendo, no podemos dejar de ser Claire y sentir que estapamos con ella la caja a Dougal en la cabeza. ¡Y deja que no vaya y le clave mis Jimmy Choo en un huevo!

¡Cómo se revuelve el jodío!

¡Ay por Dior, qué peligro y qué tensión sufrimos! 

Lo siento, tío, pero no me apetece que me atravieses y hagas un pincho moruno de mí
¡Por favor, más penetraciones no deseadas a Jamie NO!
Jamie, déjame sitio, que cuatro manos matan mejor que dos y yo tengo menos conciencia que tú
¡¡¡¡Que le van a dar boleto!!!!
¡QUE NOS LO HEMOS CARGADO, JESUS H. ROOSEVELT OBAMA KENNEDY CHRIST!
AAAAAAAARRRRGGGGGG, THE ACFM IS DEAAAAAAAAADDDDDDD

¡Dougal MacKenzie está muerto, MUERTOOOOOOOOOOO! ¡¡Y asesinado por su sobrino!! El pobre Jamie con un vaivén de conciencia por intentar matar al Mark me que pa qué y ha tenido muerte familiar inesperada en el desayuno y encima por su propia mano. ¡Y por la de su mujer! (A ésta no le duelen prendas a la hora de cargarse a alguien, Jamie, yo que tú me la llevaba a Culloden que acaba ella sola con el ejército británico). ¡¡¡Pero que OMG EL FUCKING MASTER 1.0 IS DEAAAAAAAAAAD!!! 

Jor malers jula (que quiere decir "que ya nos hemos enterado, pesada")

Lo siento, Jamie, es que no salimos de nuestro estupor al ver morir de ese modo a tu tío. Aunque también te digo que sentimos una pena relativa porque tenía ese lado joputista que nos daba miedito y que, chico, entre él y tú, escogemos pelirrojismo forever. 

Definitivamente lo siente él mucho más que tú
Devolvemos la conexión. Y el poli ése, quieto parao, que aquí no ha pasado nada

(Glups, cómo está la cosa por allí). Roger y Bree suben al desván de la mugre (grrrrrr) a buscar los diarios del vicario. En eso que aparece una rata por ahí y él, haciendo gala de su arrojo escocés ¿qué hace? ¿Darle un escobazo? ¿Aplastarla bajo su bota? No, queridas. ¡Cantarle una sátira ratuna! Que yo soy rata y lo que hago es quedarme con él en vez de huir de allí. ¡Qué voz, qué acento! ¡QUÉ CAÍDA DE ENAGUAS LA NUESTRA! 

The Roger's Voice Effect on rats!
The Roger's Voice Effect on haggards!

Entre los chismes encuentran un archivo etiquetado como "Randall". En él hay información sobre Joputa y algunas cartas de Frank dirigidas al vicario. En una de ellas le decía que dejara de investigar sobre su antepasado, que no era lo parecía. 


Y se apellida Randall

¡Maldito lisiadooooooooooooooooooo!

¡Pero me cago en tó! En el pasado no ganamos para sustos, Cassie, porque están nuestros Frasers con las manos en el muerto cuando entra por la puerta un highlander y éste no puede ser Murtagh, no, tiene que ser Rupert, el último follower que le quedaba al tito Dougal. Y, por mucho que esté tuerto, el ojo sano lo tiene estupendamente de la miopía y el astigmatismo así que a ver quién es el valiente que le dice que esto no es lo que parece. 


Venga, Jamie, que para un kiki contigo siempre es buen momento

Aaaaaaaaaaaaaaaaaayyyyy, ya quisiéramos nosotras, ¿eh? Pero no, Jamie le pide a Rupert dos horas para solucionar algunas cosas que tiene pendientes, sacar la basura, echar la lotería, y luego volverá para responder por lo que ha hecho. Venga, Rupert, sé majo, que si estás vivo es por Claire.

Gracias, Rupert, eres achuchablemente majo
¡Así te vayas a la mierda tres veces, mugroso petardo!
La que hemos liado, pollito Claire, la que hemos liado
¡Y de nuevo nos vamos a 1968, que nos pilla el toro!

Claire visita Culloden Moor, donde terminó todo el mundo de las Highlands tras el desastre de la batalla. Ante la piedra que recuerda al clan Fraser, le cuenta que el bebé que esperaba nació bien y fue una niña. Y empieza a hablarle de ella. En una elipsis nos ahorran veinte años de Bree, pero también de vida con Mñé y eso es bien. 




Finalmente, toca la despedida. Esperamos que vuestro rimmel sea waterproof, porque aquí se va a llorar y mucho.




En casa de Roger sigue la investigación. Entre las cosas del vicario hay varios recortes que recogen lo que fue el "incidente": la desaparición de Claire durante tres años. 


Al regreso de Claire, Bree pone las cartas sobre la mesa: a ver qué pasa con eso de irse tres años por ahí y no dejar ni un teléfono, ni una dirección, ni nada. 



OMG, que Bree, aunque estudia Historia, sabe sumar: o nació de seis meses o su madre apareció tras su periplo en el mundo de Campanilla & Co con ella en la barriga. ¡A ver si va a ser hija del rey Oberón! En plena bronca llega Roger. Cuando ve el pisto intenta hacer mutis por el foro de forma discreta.


Esto... hala, hasta luego, guapas

Bree deja claro que tiene los ovarios escoceses (aunque ella no lo sepa) y dice que nanai, que Roger se queda a escucharlo todo. Ya sabemos quién va a llevar aquí los pantalones, porque el otro obedece cual corderito lechal. A ver qué hombre le hace la contra a semejante fiera.



Claire se lanza de cabeza y lo reconoce: hubo otro hombre, estuvo con él tres años y es el verdadero padre de Brianna. Así, a bocajarro y sin cortes publicitarios para crear intriga. 



Bree se indigna mucho por la mentira que ha vivido, cuando fue cosa de Mñé que tol mundo callao y ahí no se iba a nombrar jamás a Jamie Fraser. La joven llega a la conclusión de que están en Escocia porque su madre le ha preparado una fiesta sorpresa para que conozca a su padre, lo que la pone más furiosa aún. 



Ante la actitud de Brianna, Claire le explica que su nombre, silenciado durante veinte años (aquí percibimos el gen Joputa en Frank) va a serle revelado ahora. Chanchanchanchánnnnnn...



Con mucha mala leche, se levanta dispuesta a marcharse y dejar a su madre con la palabra en la boca. ¿Tiene o no tiene una guantá esta malcriada? Menos mal que Roger, su sentido común y su preciosa mano intervienen para apaciguar a la niñata. ¿No querías verdades? Pues ahora te jodes y las oyes. 


Me quedo porque me lo pide este chico tan mono

Parece que se van a aclarar unas cuantas cosas. Bien. Brianna está dispuesta a escuchar a Claire, que le dice lo que más o menos podemos esperar: Jamie la quiso aunque nunca llegó a conocerla. Hasta aquí todo normal. ¿Y cuál fue la razón que le impidió llegar a ver nacer a su hija?




Ay madre de Dior qué nervios estamos pasando en el año catapún. Justo ahora AHORA es cuando llega Murtagh. 

Así se dan los buenos días en Escocia

Joer, Jamie, menudo modo sutil tienes de decirle las cosas a Murtagh, ¡se le va a subir el desayuno a la coleta del susto!

Si por mí hubiera sido nuestras fans ni lo habrían conocido

¡Ay nuestro Real Fucking Master, que ha escalado tantos puestos en nuestros corazones que hasta estamos dispuestas a comprobar si tamién es un Master del Fucking! Siempre tan fiel a Jamie, sin cuestionarle las decisiones asesinas que toma. A él se la pela de toda la vida Dougal MacKenzie así que ya está con la mente en lo que tienen que hacer ahora. En esto que Jamie se saca la chorra un papel del paquete sobaco...

¡La escritura de propiedad de Lallybroch!

Jamie quiere ceder Lallybroch a su sobrino y así protegerla de la corona y que quede en la familia.

Ay Jamie, que estás tan loco como nosotras con los saltos temporales

Pues no, Claire, que Jamie ha hecho esto porque hace un año aún no había rebelión jacobita y él no era un traidor, así nadie puede cuestionar la propiedad ni poner sus zarpas sobre ella. ¡Qué inteligente el jodío!

Eres tan listo que te fo**aba ahora mismo

Y este documento, que van a firmar Murtagh y Claire como testigos, se lo va a llevar Fergus a Jenny. Nuestro petit melenas no quiere abandonar a Jamie pero éste le dice que es más importante que su vida y que, además, alguien tiene que sobrevivir para que se sepa lo que había pasado allí. A ver así quién le lleva la contraria a pelirrojo...

Fergus Bon Jovi
La lágrima la tengo a punto del suicidio
¡Devuelve la conexión, que estás atontá!

¡Esto se pone cada vez peor! Bree no se traga nada de lo que su madre le cuenta (las dos temporadas de la serie de una sentada, ahí es ná). ¡Y quién lo haría! Sobre todo si atendemos a la descripción de Jamie: esos hombres no existen. Sólo lo hacen en las novelas de Karen Marie Moning.



Como no hay manera de convencer a la moza, Claire echa mano de la fotocopia del traspaso de propiedad de Lallybroch en el que aparece su firma. Mientras tanto, Roger asiste al espectáculo con cara de pasmo. ¡Con lo tranquilo que estaba él en Oxford!



Bree, harta de oír tonterías tales como viajes en el tiempo, Culloden y todo eso, acusa a su madre de ser una cualquiera. No sabemos cómo Claire no le suelta el guantazo que se merece desde que empezó el capítulo. Nosotras le mandamos uno virtual desde nuestras mansiones que esperamos le llegara.


La Cersei interior de Claire ahora mismo

¿Quién puede dar fe de lo que Claire cuenta? Nadie salvo ella misma y el supuesto highlander, que está criando malvas. Bree le escupe a su madre que ojalá fuera ella la muerta. Muy fuerte todo. Tras semejante cruce de acusaciones al nivel de un Sálvame Deluxe, Bree se larga y Claire se queda allí, sola y destrozada. 



Por aquí estamos muy ocupados pero con los nervios a flor de piel. Mientras que la mayoría se prepara para la batalla, Murtagh y Claire firman el documento de Lallybroch...

Claire lo hace con tinta y lágrimas, que vale doble

...y Jamie da las últimas instrucciones a Fergus antes de partir.

El paquete bajo el sobaco, giras a la izquierda y a correr que te las pelas. ¡Y no hagas autostop!
No digas eso, Jamie, que mi corazoncito no lo resiste
La hemos cagado, ¡se abren las compuertas del llanto!

¡No no y no! ¡No nos podemos permitir llantos cuando estamos en un momento tan complicado! Pero es que sabemos lo que significa un niño para nuestros Frasers y que le digan eso a Fergus, el pobre, que jamás ha tenido a nadie... ¿Alguna en la sala tiene un pequeño nudo en la garganta que le impide tragar y que no es una corbata muy apretada?

*No podemos hablar, que nuestros brazos sean nuestra voz*

Ya me lo temía. Hasta Murtagh no puede añadir nada salvo un saludo cabecil a Fergus, que, solito, parte hacia Lallybroch.

Esto es peor que mandarlo al colegio por primera vez. ¡Ponte la bufanda, no pases frío!
Vale, pero hasta los ojos no, que me ahogo. Aurrevoi... papás
Ve con Dior y con Chanel... hijo nuestro
Ay madre, si ya estoy así no sé qué va a ser de mí luego. ¡Y mierda waterproof!
La borracha de detrás y yo devolvemos la conexión, Cassie

Uf, no me extraña que esté borracha, este drama sólo se puede sobrellevar a base de whisky... Y eso es lo que hacen Bree y Roger: ir a un pub a empinar el codo. Ella sigue con el enfado, tachando a su madre de loca. Él, como es tan adorable, piensa que lo que cuenta Claire debe tener un trasfondo real y está relacionado con ciertos papeles que ha encontrado en el desván. 


Mira nuestras mentes lo abiertas que están, Roger

En casa del vicario, Claire encuentra el folleto que Geillis le dio a Brianna. Recuerda entonces cuando en el juicio por brujería le susurró al oído un año: 1968. ¡Así que aún está en el siglo XX y a punto de saltar al pasado!



Decide ir a verla y hablar con ella, no sabemos aún con qué propósito. En su casa sólo encuentra al marido alcoholizado (única forma de aguantar a una loca como Geillis) y un montón de cuadernos en donde ella a tomado nota de ciertas investigaciones.




En el pub, Roger y Bree se encuentran con Geillis/Gillian, la cual sigue con sus rollos secesionistas, no saben los otros hasta qué punto está metida en la causa.



Manera fina de decir que se va a pegar un viaje espacio-temporal de dos siglos, pero eso sonaría raro a pesar de que hayas bebido whisky para tumbar a un elefante. Por su parte, Claire está leyendo los cuadernos de Geillis, tratando de dar con alguna pista de lo que va a hacer, cómo y cuándo. Lo que descubre la deja ojiplática. Claire estará loca, pero la otra la supera con creces. 


Hola, yo voy al pasado y tú al otro barrio
De eso vamos sobradas ¿Será por piedrolos?

Y lo peor es que sabemos cómo va a acabar Geillis en el siglo XVIII: frita en una hoguera por bruja. Claire decide que lo mejor es evitar que vaya al pasado.





En el pasado a duras penas hemos logrado recomponer la arquitectura maquillajil y esconder la lagrimilla, chicas. La partida de Fergus nos ha dejado pochas pero es que esto no para y Jamie está a toda máquina dejando todo bien atado. Ahora le pide a Murtagh que reúna a los hombres de Lallybroch y los lleve a casa, que con todo lo que hay liado no se va a enterar nadie y él no va a dejar morir a sus hombres.


Ay qué jamacuco me va a dar
¡¡Excepto matar al Mark me cuando Murtagh os lo ha dicho!!
Soy un líder que te cagas de bueno, bien lo sabía Colum
Somos los hombres de Lallybroch haciendo el baile de tener un líder que te cagas y salvar el culo

"¿Y qué va a pasar contigo, Jamie, ahijado de mis entretelas?", le pregunta Murtagh.


Aquí no te va a encontrar nadie, guapa
¡Porque no me puedo creer que al final vaya a pelear en Culloden!

Nuestro Real Fucking Master entiende perfectamente a Jamie y va a guiar encantado a los hombres a casa mientras que Jamie hace sus cositas. Pero cuando él vuelva...


¿Cómo se te queda el cuerpo, chato?
Porque matar y morir no están reñidos con el cuquismo si te llamas Murtagh
You are the Real Fucking Master of our xixis hearts

Y, por si no se os ha reblandecido el corazón, vamos a verlo en gif, algo totalmente necesario para regodearnos en la tristeza y la alegría y la locura suprema, porque esa cara de Murtagh cuando habla con Jamie... Jasmías, es para verla en movimiento.


El cuquismo llorón nos desborda
Te quiero con toda mi Scottish alma, Murti
¡Y yo también os quieroooo! ¡¡Sandwichitoooo!!
Damos paso al futuro ¡Ya estamos con el mono, que esto se termina!

Bree vuelve del pub decidida a enterrar el hacha de guerra y a saber más del hombre que fue su padre.



Todo va sobre ruedas hasta que Claire vuelve a sacar el tema preferido de su hija.



Intenta hacerle comprender que luchó contra sus sentimientos, pero si te ponen a un macizo como Jamie Fraser en bandeja, pues qué quieres que te diga. No hay que ir en contra de lo que una siente (en los bajos, más concretamente).


... pero tú mira si no telofó también, jamía

Tras la charla con su hija, Claire baja a hablar con Roger sobre Gillian/Geillis. Le pregunta si la conoce y dónde puede encontrarla. Lo único que él y Bree saben es que esa noche se iba para no volver. 



Brianna se cabrea al oír lo de las piedras y su madre le explica que Gillian es Geillis, la bruja que la salvó en su momento de la hoguera y ahora quiere devolverle el favor evitando que ella misma sea un pincho moruno en el pasado. Pero espera, espera... Una pequeño detalle: Claire viaja a la misma década, pero doscientos años antes. ¿Cómo hace entonces Gillian para ir de 1968 a antes de 1745 si viaja con más diferencia temporal? Que alguien nos lo expliq...


Vale, vale. Pues lo hizo un mago. En fin, continuamos con la review. Parece que hay algún problemilla con lo de salvar a otra del fuego purgador de la Iglesia.



¡El hijo de Geillis y Dougal es el antepasado de Roger! Si impiden que atraviese las piedras, le salvan la vida a ella, pero Roger no existiría en el presente Y ESO SÍ QUE NO LO VAMOS A PERMITIR. 


¿Cómo que no? ¡Que se lo digan a Marty!

Menos mal que Roger mantiene la calma en todo este follón y encuentra una solución intermedia. ¡Este chico es más sabio que Salomón!



Bree, para variar, está enfurruñada al ver que el inteligente profesor que la mira con esos ojos tan preciosos empieza a dar crédito a las locuras de su madre. ¡Chavala, que se está ganando a la suegra, que no entiendes! En cierto modo, Roger quiere ver qué hay de verdad en todo este embrollo y lo mejor es asistir al momento en el que Gillian se estrelle contra una piedra y se deje los piñas intentando ir al pasado. Así Claire verá que su historia es producto de su imaginación.





En Culloden estamos con la casa a cuestas y el culloden bien apretado ante la inminente batalla. Lo que pasa es que no todos vamos en la misma dirección...



Claire sigue a Jamie porque, seriously, qué persona en su sano juicio no le seguiría incluso hasta a Sevilla a las tres de la tarde en pleno verano (o sea, a las puertas del mismísimo infierno) pero lo hace un poco con el modo flipando puesto al ver que van justo en sentido contrario a todos los demás. Pero, querida Sassenach, todo tiene una explicación...


No me mires así que ya lo sabías, será que no lo he dicho veces
¡Haggard hemeroteca al rescate!
Yo no me separo de ti ni con agua caliente

Claire se agarra a su Jamie como un gato a las cortinas y le da todas las soluciones posibles pero nuestro valiente highlander le tiene que recordar que están en guerra y que los puertos están cerrados y antes muerto que volverse a subir a un barco y ponerse verde de tanto potar. 


Batalla de Culloden, ven a mis brazos
Peleando es como debe morir un guerrero y no con caca en los pantalones, queridas mías
Pero mucho mejor si no mueres y caminamos hacia el atardecer juntos de la manita, ¿no?
¡Que no quiero ir, coñiooooooooooooooooooooo!

Como Jamie sigue tirando de ella, que le falta arrastrarla de los pelos, Claire contraataca diciéndole que, si la hubieran llevado a la parrilla con Geillis en su momento, la habría dejado allí, torrándose vuelta sin problemas.


¿Ves como tengo razón? Claire for the win, Claire for the win!!!
A la mie*da el For The Win

¡¡¡¡Pero pero PERO!!!! ¡¡Que Jamie te ha pillado con el carrito del helado!! Bueno, como Jamie te ha pillado es con el refajo por las orejas, jodía, ¡y nosotras sin verlo! ¡MAL! Claire lo flipa ante las dotes de adivino de su marido, ¡ni que se diera cuenta de que ya no tira los Tampax tras un seto! 


Cuatro por tres por cincuenta menos raíz cuadrada de mi edad, llevas dos meses de retraso
¿Pues no te he dicho antes que era multitarea? ¡Soy como tú, estoy en todos los ajos!
Por fin llevas un wee Frasercito que va a hacer que mis espléndidos genes no se pierdan
No estoy llorando, es que me sudan los ojos

Pero Claire se resiste, que no quiere irse sin él, ¡que nooooooooooooooooooooooooooooooooo!


Yo de eso no me acuerdo, te equivocas de chica
Me cago en tu estupenda memoria, a la que únicamente hace sombra tu espectacular físico
Atención al contraataque de Claire, directito a los sentimientos de Jamie
Estocada de Jamie que nos penetra los bajos el corazón
Floritura final y muerte absoluta
A estas alturas del capítulo no vamos pudiendo con la vida

Así que, Claire, Sassenach querida, date prisa, que te espera un Mñe que te quiere. Recoge el portante y las bragas tendidas que...


Por favor, que llegue el meteorito de Armageddon y ponga fin a mi sufrimiento
Yo voy a ver si exploto antes de llegar al final del capítulo

Desde la fría Culloden, conectamos con Craigh na Dun

En una carrera contrarreloj, nuestro trío llega al círculo de piedras cuando Geillis está en pleno ritual para emprender su viaje. 


¡Que la loca ha quemado al marido! Con el alcohol que llevaba en su cuerpo, arde que da gloria ver la hoguera. Ante los atónitos ojos de Claire, Roger y Bree, Gillian toma carrerilla y se tira de cabeza hacia la piedra central del círculo. 



Al llegar al lugar, Bree y Roger perciben el peculiar zumbido que Claire también oyó justo antes de teletransportarse. Oyoyoyoyoyyyyyy, lo que puede significar esto.





Exterior. Día. Suena música triste. Plano de pedruscos pero no de los de las haggards sino de los de estamparte contra ellos.


Well, hello!!! Seguro que teníais ganas de vernos

Panorámica. Un caballo con dos personas entra en plano. Contraluz para dar más dramatismo.

Admirad la fotografía. Porque va a ser la última vez que la vais a ver
Espera que ahora mismo le presto atención. ¡Sádicos!
¡A ver qué piedra escoges, Claire, no vayas a terminar con los trogloditas!
¡Yo no puedo ver esto! ¡Pero quiero verlo! ¡Pero no puedo!

Y mientras mi mente se debate entre lo que quiere y lo que también quiere, Claire (a la que se le ha soltado el pelo por el camino del susto que lleva) cae en la cuenta de que va a viajar al futuro con ropas extrañas, sin bragas y embarazada. Y hombre, Mñe es de letras pero sabe cómo se hace un hijo y que para éste no ha sido él el que le ha dado al ñiqui ñiqui...


Y todo esto te cuento de Jamie, Mñe
Esperemos que este mensaje de Jamie para Mñe no se pierda por el Correos piedreril

Pero vemos que Claire no es capaz de asimilar mucho porque, es acercarse a las piedras, y escuchar... ¡EL ZUMBIDO DE LA MUERTE! 
(Aunque en su caso sería el de la vida, ¿no? Aunque la vida sin Jamie no es vida, claro está).


La la la, no tengo suficiente alcohol en las venas para procesar esto

Pues sí, Claire escucha el zumbido y no pueder no pueder como si fuera Chiquito de la Calzada. 


La desesperación habla por boca de Claire
Jamie cruzando las piedras

Y es que nuestro Jamie no puede, Claire, porque él no escucha el dichoso zumbido.

Porque tú dices que suena algo pero podría pensar que es que tienes el oído sucio

Además...


Les informamos de que se han abierto las compuertas del llanto. Usen los chalecos salvavidas

Perdonad, queridas, si no sé ni lo que escribo porque no veo el teclado (sí, yo no viajo sin ordenador por el tiempo, ¿por qué clase de joven y bella me tomáis? ¡Yo llevo la wifi hasta en el culo!). Pues eso, que a tomar por cullen el rímel, ya estoy como un oso panda. ¡Y ojo que esto no ha hecho nada más que empezar! 

*FESTIVAL FINAL DE ADORAFOLLABILIDAD DE JAMIE FRASER*
(en versión original subtitulada para las sassenachs no Fraser hablantes)

Yo me quedo aquí pero te encontraré, chata molinera
Aunque tenga que estar doscientos años en el purgatorio viendo mear a Angus el ewok
Doscientos años sin ti y sin tele ni Play 4
Pues me jo*o y me aguanto porque ése es mi castigo por ser ladrón, ladrón de corazones
¡Y de bragas!
Porque he hecho tó lo malo del mundo, afeitarle las cejas a Murtagh, echarte picapica en el corsé
Me encantan los chicos malos, ven y dame lo mío
Pero cuando mire a Dios a los ojos y le guiñe un ojo
Tendré una cosa escondida bajo el kilt que compesará todo lo demás 
Una *olla como una olla
Dior
¡Porque esa mirada te preña y ni te enteras!
Menuda churri me diste, hiciste una y tiraste el molde
Con una ya tenemos bastante
Y la quise y la amé y me la *ollé y me la trinqué y jugamos al teto...
No sé a vosotras pero por a mí las bragas me empiezan a echar humo
¡Que se ponen perracos, que se ponen perracos!
Ven aquí que te vas a ir bien calentita
Y así, señoras y señores, es como se echa un buen kiki
Cruza las piedras, Jamie, que Oprah quiere catar tu fiambre...

¡Que no se diga que Jamie no ha amado a Claire hasta el último momento! Ale, Mñe, que te va a llegar una Claire bien rellenita de highlander. Y, mientras se escuchan los cañonazos de la batalla de Culloden (¡nooooooooooooooooooooooooor!), Claire decide dejarle a Jamie algo de recuerdo.


Toma, el pedrusco que me regaló Munro, que no la puedo revender en el futuro
Yo te mando con un hijo y un polvazo y tú me das una piedra, tócate los bajos
El llanto es como las Pringles, cuando haces pop ya no hay stop
Si escribo sin faltas de ortografía es que no estoy lo suficientemente borracha
¡¡NO PUEDE SER!!

¡Pero que de verdad Claire se va a ir y va a dejar a Jamie solo para que muera en la batalla de Culloden! ¡Y encima a ella la espera Mñe! ¿!¿!¿Pero puede ser más perra la vida de los que vemos Outlander?!?!?


Ah, pues sí, que encima le va a dar a Claire el anillo de su padre
¡Pero ojo que no es para ella sino para el bebé cuando sea mayor!
Sufrimiento extremo bajo nuestras máscaras y trajes achicharrantes
¿Ves, Claire? Llamarlo como mi padre sí es un regalazo y no un bicho metido en un pedrusco

Mucho mejor, Claire, así quedará tanto de Jamie para la posteridad,,, 


¡Uy, pues no se ponen éstos ahora a bailar un vals! ¡Que nos destrozáis todo el dramatismo creado durante todo el capítulo justo para esta secuencia!


La estoy empujando hacia las piedras sin que las vea, que bastante tiene con ver mis ojazos
Con verte esos dos luceros y escuchar el zumbido ya estoy apañada
Yo esto no puedo verlo




QUE CLAIRE SE HA IDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

¡¡Espera que el mundo se ha vuelto loco y yo no me quedo aquí!!
Como los mocos aún colgando de la emoción, devolvemos la conexión *snifff*

ARRRRRRG!! ¡¡¡¡Qué momentos, Kim!!!! Por aquí lo que estamos es flipando con lo que ha pasado. ¡Que Gillian ha traspasado el monolito y se ha esfumado delante de las narices de los tres! ¿Necesitará Bree más pruebas para creer a su madre por fin? 

¡Ay, lo mismo que le dijo Jamie!
Ambas se reconcilian, prometiendo que nunca habrá más mentiras entre ellas. ¡Qué bonito! Roger, que había ido a llamar a la policía, regresa al lugar. Todo ha terminado. Venga, vamos a recoger, que aquí ya está todo el pescado vendido. Fin. Ende. The end. Abajo el telón.



Ayayayayyyy, que esto no ha acabado, queda el trueno gordo, la traca final como en los castillos de fuegos artificiales. ¿Qué será? ¿Que Frank era una drag queen por las noches? Según las investigaciones del reverendo, en la batalla capturaron a cinco miembros del clan Fraser y cuatro fueron fusilados...



¡PERO QUE JAMIE NO MURIÓ EN CULLODEN! AAAAAAAARRRRRGGG!!!! ¡NO PODEMOS CON NUESTRA VIDAAAAAA!



¡Y así nos dejan hasta la siguiente temporada! ¿Saldrá Claire corriendo como una loca hacia Craigh na Dun? ¿Saltará veinte años después de su regreso desde el siglo XVIII o caerá en el Paleolítico Superior? Lo que tenemos clara es una cosa: separar a Jamie y Claire dos décadas es la GRAN PUTADA. 



CONCLUSIONES FINALES
-¡¡¡¡¡AY OMÁ QUE NO PODEMOS CON LA VIDA!!!!! Básicamente ésa sería nuestra gran conclusión final de este capítulo. ¡Qué sufrimiento in crescendo! Poquito a poco, entremezclando pasado y presente/futuro se han ido entretejiendo las dos historias y hemos ido descubriendo qué ha pasado con Jamie y con Claire, además de descubrir nuevos personajes y reencontrarnos con otros. Si la temporada ha tenido momentos aburridos, desde luego con este capítulo se ha resarcido.
-Lentejuelas en pie para nuestros protagonistas. Este capítulo todos se han lucido, sobre todo Caitriona. Nos ha tenido toda la época presente/futura con los pelos de punta, con esos sentimientos escondidos y esa emoción a duras penas contenida reencontrándose con sus recuerdos con Jamie. Cuando visita Lallybroch y la tumba del clan Fraser en Culloden hemos tenido que echar mano de la sábana porque ya no nos servían los pañuelos de papel. Cómo ha podido ser tan Claire en tan poco tiempo se nos escapa pero esta chica cada vez lo hace mejor y nosotras lo disfrutamos más.
-¿Y tenemos que hablar, de verdad, de los momentos finales de Claire y Jamie? Porque entre ella sufriendo y llorando a moco tendido y el otro siendo un tío duro pero maravilloso diciendo todo lo que queríamos escuchar se nos han agotado las reservas de lágrimas para tres años. Oh, Sam Heughan, qué poco se te valora y qué sumamente bien lo haces. Eres Jamie Fraser por completo y en este último capítulo bien que lo has demostrado. ¡Ven a nuestros pechos a celebrarlo!
-Echamos lágrimas de pena al tenernos que despedir del grandísimo Graham McTavish, que ha bordado el papel de Dougal. En este último capítulo ha vuelto a dar otro recital y nos ha puesto un nudo en la garganta. ¡Siempre tendrás un hueco en nuestro corazón!
-Esperamos que nos perdonéis si no dejamos de hacer la croqueta ante la esperadísima aparición por estas haggards que os escriben de Richard Rankin haciendo de Roger. Ya le queríamos antes (Cassie lo tiene ya a tiro para convertirlo en su esposo) pero verle actuar como Roger nos ha conquistado desde la punta del cardado a nuestros piececitos del pecado. ¡ÉL ES ROGER! Ya sabéis que nosotras siempre hablamos de la serie como si no conociéramos los libros y ha sido verle, con esa mirada pura, tan parecida a la del niño Roger, y esa adorabilidad... ¡Y qué nos decís cuando canta la sátira! Las ratas no sé pero las bragas a nosotras nos han salido volando. ¡Estamos deseando verle la temporada que viene!
-Y Sophie Skelton nos ha parecido una Bree solvente. La hemos visto un poco pava con Claire y más riquiña con Roger (lo normal, seguro que se le hacía el xixi Pepsicola) pero esperamos que en la siguiente temporada, con más tiempo para verla en pantalla, nos convenza del todo. ¡Nosotras somos optimistas y esa química que tiene con Rankin seguro que nos va a hacer disfrutar de lo lindo!
-Nos ha gustado mucho la estructura del capítulo. El montaje alterno es complicado y no podemos dejar de comentar que, si bien molestaba meterte en una historia para que te sacaran y te metieran en otra, al final se ha ido haciendo todo más ágil y más interesante y estábamos que no podíamos con la vida con las dos partes. Y ese final... OMG! (Aunque sospechamos que tanto sol nos ha causado lesiones oculares...)
-¡Y esa banda sonora! La parte del pasado ya la tienen más que controlada pero la parte sesentera ha sido un soplo de aire fresco con su estética y su música. ¡Qué grata sorpresa!
-Qué gran broma del destino que Jamie termine la temporada con unos pelos maravillosos y Claire con unos que parece la loca de los gatos. Cuánto daño hace la laca mezclada con el secador y la humedad escocesa...

MENSAJE DE LAS HAGGARDS Y CIERRE DE TEMPORADA

Adoradas haggards lectoras, no sabemos ya cómo daros las gracias por vuestro seguimiento durante toda esta temporada, por vuestros amables comentarios y por el buen rollo. Sabemos que ha sido una temporada complicada para muchas de vosotras, que os sentís decepcionadas en muchos aspectos y que no coincidimos en bastantes opiniones. Sin embargo, venís aquí con la mejor de vuestras sonrisas, dispuestas a pasar un buen rato y a ser parte de estas humildes reviews y nos hacéis sentir inmensamente felices. Gracias por vuestras palabras, por vuestro buen humor, por vuestro seguimiento, por ser unas haggards de verdad. Queremos que sepáis que, cuando estamos a punto de lanzar el ordenador por la ventana, saber que esperáis con ilusión leer nuestras tonterías nos hace seguir escribiendo. Ojalá contemos con vosotras por aquí la próxima temporada. Estamos deseando echarle el guante a una de nuestras partes favoritas de la historia de Jamie y Claire y sería todo un placer hacerlo junto a vosotras. ¡No dejéis de leernos! ¡Porque el mejor lado de la vida es el lado haggard!