jueves, 5 de mayo de 2022

Outlander 6x06. A fungirlish review [Spoilers]


¡Bienvenidas de nuevo al remanso de paz de Outlander! Bueno, el remanso de paz es el blog, que la serie se está poniendo de lo más malrrollera, viendo lo que ocurre en el capítulo que comentamos hoy. ¿¿Que qué ocurre?? ¿¡¿Es que vienes aquí sin hacer tus deberes audiovisuales, Mari?!? Ay, que vienes al cachondeo directamente... Pues hoy no sabemos si lograremos sacar alguna sonrisa, porque... ¡Aaaaaaaaaaaay! Vamos a dejarnos de puntos suspensivos y vamos a que se nos ponga el mundo patas arriba, como a los Fraser. ¡Dale al play, maromo-buenorro-que-nos-sirves-de-mando-a-distancia!


                                                                            


Empezamos con la alegría de la voz de Roger pero el coñazo de sermón que está soltando a la comunidad en su trabajo de cura-que-no-es, sermón que le interesa a todo el mundo menos a Malva-da, que está más pendiente de ver a Jamie y a Claire siendo cariñosos (never forget  que ya los vio percutiéndose todo el cariño del mundo, la tía guarrindonga). Roger se alegra de que su suegro esté contento con su sermón y con los usos de la iglesia, aunque se ahorra decir que, además de para dar clase a niños, se ha usado como follódromo (véase el capítulo anterior). Como buen curita palote que está siendo, Roger pregunta por unos fieles que hoy no ha visto por allí y que suelen ser de los que ocupan la primera fila, así que Claire y el comando de xirris protagónicos de la serie (sin Marsali, que ya ahuecó el ala) van a casa de la familia a ver qué tal están. 


Mira qué estropicio que casa tenemos, ya te digo que estamos jodidos

Uf y no sabes cuánto, ya que huele eso peor que una clase de cuarto de la ESO cuando vienen de hacer deporte en pleno mes de junio. Entrar es una aventura total pero allá que va Claire, a la a que sus superpoderes medicinales debe sumar una vena Mulder y Scully que le hace adentrarse en lo desconocido sin mayor protección que su pelo (eso está muy mullido, seguro que ahí esconde una metralleta, el móvil y un pañuelito con éter, por su las flies). Pues mira, bien podría llevar unas mascarillas antigas, porque está eso que apesta y la familia entera (niños incluidos) moribunda perdida.


¡Denos agua, aguaaaaaaaa!

Están más secos que la mojama los pobres pero son incapaces de beber, ni siquiera un bebé chiquito se libra. El marido les dice que es el flujo de sangre pero dudamos que sea que les ha venido a todos la regla porque, jelou biología, así que será que se cagan por la pata abajo y en lugar de 💩 sale otra cosa. Claire, Bree, Malva-da y Lizziepollas se esfuerzan para que ingieran líquidos (Lizziepollas incluso saca tiempo para reñirle a Claire por esa lengua de marinero borracho que tiene) pero ni por esas. La secuencia es una mierda y el bebé palma, la madre también y nuestras ganas de cachondeo vital también se nos mueren, así que vamos a irnos a otra cosa, a ver si nos alegramos algo. 


Hola, soy el moco que pegaste hace tres días en el cristal de la ventana

Podría ser pero no, es una ameba japuta que Claire le está enseñando a Malva-da a través del microscopio y la causante de la disentería amébica, la enfermedad que tenían los moribundos y frente a la cual no vale el chute de penicilina. Lo único que vale es darle a la hierba y no precisamente fumarte un porro. ¿Y de dónde viene la ameba amiga de los niños? Probablemente de una fuente de agua contaminada (esto las fanes de Bear Grills nos lo sabemos al dedillo, jiji). Antes de que podamos echar mano de toda la sabiduría que este hombre nos ha aportado, llega Lizziepollas a decir que hay más gente con el flujo de sangre, así que Malva-da y Claire van raudas y con ajos a ayudar a los enfermos (o a ahuyentar vampiros, que en esta serie nunca se sabe) mientras que Jamie va a decirles a los colonos que se laven bien las manos (y los bajos, Jamie, que seguro que a más de uno le crecen setas ahí) y a ver si localiza el foco de contaminación. Más tarde vemos que ahí no ha dejado de palmar gente (y Bree que dice que no ha aparecido el comepecados, ¡¡aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay, que se nos había olvidado!!) y Claire decide que hace mucho que no es la protagonista absoluta y se desmaya, lo que nos lleva a la batalla de la mujer contra la fiebre y la enfermedad, y a la de Jamie contra la desesperación ante la posibilidad de perder a su mujer y no poder ayudarla. Y no solo él lo está pasando fatal, sino también su más fiel compañera.


La botella

No, la otra.

La máscara de éter

No, co*o, Malva-da, que no quiere irse del lado de su jefa y mentora, lo que nos haría quitarle el -da del nombre si no nos viniera a la cabeza automáticamente cómo se lo ha ganado. Pero, en fin, le honra a la muchacha que esté allí ayudando y sufriendo. A su hermano no le hace ni fruta gracia que se quede con ella pero cualquiera le tose. No hay personaje que no pase por la vera de esa cama para hacer compañía a Claire y sufrir con ella, pero Jamie también lo está pasando como el culo y Malva-da le ofrece té de sauce (que así a priori nos parece que debe saber como chupar la corteza del susodicho) y un ratito de conversación sobre picaduras de serpiente que te dejan al borde de la muerte y panolis como Crombie a los que les muerden por hacer la gracia. Jamie no conoce esa anécdota y sabe que Claire no ha atendido al hombre por mordedura alguna, ante lo que Malva-da le dice que nunca ira a que lo atienda Claire porque la considera una bruja


Si me dieran un dólar por cada vez que la llaman bruja me haría suspensorios de oro

Para tranquilidad de Jamie, Malva-no piensa así, ya que la admira muchísimo, es un amor de mujer, quiere aprender todo lo que pueda de ella...

Esto Bette ya lo ha vivido y le hace tanta gracia como a nosotras


Para romper el ambiente raruno de la estancia, la joven le pregunta a Jamie por su abuelo, a lo que Jamie contesta que proviene de una estirpe de buenorros ladrones y cabroncetes, a lo que la joven responde que ella lo ve una buena persona. Nos parece bien que lo veas así pero nos parece mejor que lo veas a lo lejos. La que no sabemos qué está viendo pero parece algo de lo más alucinógeno es Claire, que sueña con 🐍 (como buena haggard que es, claro), nubes y un corazón latiendo en unas manos porque es así de creepy. Y cuidao que parece despertarse algo para ver como yo cuando no me he terminado de quitar bien el desmaquillante de ojos.


Para ver esto, mejor sigo grogui

Pues no se te va a conceder el milagrito ya que, un tiempo indefinido después y ante un triste Roger, Claire despierta para encontrarse con una triste sorpresa...


¡Pero que me ha visitado el peluquero de Leoch!
Te han hecho un Mónica

Pues que, aprovechando la ausencia de cualquier Fraser por la casa, Malva-da y la señora Bug le cortaron el pelo a Claire pensando que así le bajaría la fiebre (porque ya tú sabes, esa mata de pelo que puede esconder civilizaciones debe calentar más que un brasero de picón). Ella no quiere que Jamie la vea así pero, muchacha, ¿tú crees que te iban a esquilar hace dos días y en todo ese tiempo tu marido, tu Jamie Fraser, no iba a verte? Y sus buenas lágrimas que echó, que le había tomado cariño al nido de pájaros que se te hacía por las mañanas. En cuanto Claire se recupera del disgusto le sale la vena doctoril y pregunta por el curso de la enfermedad, ante lo que Roger le comenta que ya ha parado y que ella fue una de las últimas en caer enferma hace ya una semanita. ¿No querías dormir? ¡Pues toma tres tazas de sueño! 

Pues no te creas que me han sentado muy bien

Bree se siente tan feliz de volver a ver a su madre en la acera de los vivos que le prohibe morirse, le anuncia que va a volver a ser abuela y le corta el pelo en un estiloso pixie porque a ver si vas a creer tú que una renacentista como ella no va a cortar el pelo mejor que Vidal Sassoon. Esto último lo hace ante la atenta mirada de Jamie, que respira aliviado no sabiéndose viudo.

Jamie, siempre sabiendo lo que hay que decir

Nuestro pelirrojo le explica que había un alce muerto en el río, motivo por el que se lió parda, y le hace recuento de fallecidos y enfermos, entre los cuales está Tom Christie.  


Tus ganas marranas, que Christie está entre los enfermos, no entre los muertos. A todo esto, Claire ha estado delirando mientras estaba con una pierna en el otro mundo y le explica a Jamie que, en sus aventuras francesas, tras la pérdida de Faith soñó con pajaritos azules y Le Frôg le dijo que el azul era símbolo de sanación. Sin embargo, ahora ha soñado con boas (obvioulsy, estando casada con la boa del Lago Ness), nubarrones y su corazón (para qué soñar con el vizconde palote cuando puedes soñar con tu corazón palpitante entre las manos, ¡dónde va a parar!). ¡Y encima todo era en esa casa! Pero Jamie le asegura que la única serpiente admitida ahí es la suya y que le prohibe morirse, que está feo eso de abandonarle primero veinte años y luego para los restos.

A ver si voy a tener que atarte a la pata de la cama para que no me dejes
¡Átame a mí, átame a mí!


Y encima se le ha quedado la mujer sin culo, ¡todo son penas para Jamie Fraser! Pero no te preocupes, hermoso, que si una cosa tenemos seguro que le va a crecer es el culo, igual que estamos totalmente seguras de que, en cuanto a Claire le aguanten las piernecitas, va a hacer algo que te haga querer echarle la bronca. 


Como disfrazarse de mosqueperro

Claire ha ido de incógnito (que dime a mí con ese sombreraco quién no se va a fijar en ella) a visitar a Tom Christie, que es capaz de preocuparse por Claire y ofenderla llamándole monje en la misma frase. Como nuestra protagonista no ha ido a tomar té sino a saber cómo está Tom, le pregunta por su estado mientras le comenta que ella no ha tenido disentería porque no había río traseril y sí un dolor de cabeza que ni la peor de las resacas. ¡Y vaya por Dior que Tom ha estado igual que ella! A Claire le mosquea haber estado aquejada de lo mismo sin haber tenido contacto con él en mucho tiempo, así que le pide a Tom que si, por favor de los porfavores, le puede dar una muestrita para analizarla en el microscopio. Una pequeña infinitesimal muestrita de...


Una muestra de lo que llevas dentro
Mie*da no sabemos cuánta lleva dentro, pero horror, muchísimo


Ay, Claire, si ya sabías tú que Tom y la ciencia no hacen buenas migas. Christie la larga con viento fresco pero, como no deja de tener educación, la acompaña a casa donde Jamie la espera para echarle la bronca y volver a comprobar que está muy flachucha, ¡si hasta los anillos le bailan! Y así, agarraditos, Jamie le cuenta la alegría que durante sus peores años le proporcionaba ver que el sol salía y se ponía, la misma alegría que le proporciona escucharla a ella en su consulta, moviendo cosas y cagándose en tó lo que se menea.


Jamie contando las bragas que le acaban de caer encima

¿¡¿Pero cómo le dices esas cosas y pretendes que no nos caigamos al suelo muertaaaaaas?!? Jomío, Jamie, ¡deja ya de ser tan adorable! Pero nada, ahí sigue el tío, siendo maravilloso durmiendo en el suelo por no despertar a su amada pero no querer abandonarla. Nos recuerda a cierto tiempo pretérito... 

Hoy duermo en tu puerta, en dos capítulos en tu cama
Y de ella me he movido bien poquito

Pues ha llegado el momento de moverse, que en un par de meses los Hijos de la Libertad van a tener un congreso en New Bern y Harnett le ha pedido a Jamie que apoye sus iniciativas para frenar el comercio con Gran Bretaña. Y ahora viene una conversación que no sabemos ni cómo resumir, ya que empieza con Jamie diciendo que tiene callos en las manos, nosotras pensando en todos los posibles motivos por los que los tiene, el pelirrojo enumerando todas las cosas que le atraen de su mujer (que si es valiente, feroz, orgullosa, que tiene le culo de una diosa...) y este pidiéndole a ella que siga contando sus propias virtudes.


Claire loándose a sí misma

Y jaja jiji que ella es dulce, paciente, sensible... O les han echado ayahuasca en el Cola Cao o están de coña. Sin embargo, cuando se ponen serios la coña desaparece da paso a los sentimientos... y a la desmemoria.


Si olvidamos los años en los que volvió y se tiró a Mñe, sí
Si olvidamos que engendró a Willipollas de modo bien carnal, sí

Vale, aceptamos convivencia en la misma época como condición imprescindible para infidelidad en cualquier ámbito. Y así van pasando los meses, entre crecimiento capilar de Claire, amaneceres preciosos, bandos que proclaman que no hay que consumira cositas británicas y preparativos felices para la convención rebelde, en la que Roger va a poder conocer a importantísimas figuras históricas y Jamie va a elegir tres delegados para el Congreso Continental de Filadelfia. Y ya sabéis lo que ocurre si aquí se atisba algo de alegría, que llega...


Peores cosas me han llamado

¿Y qué noticias de tirarnos por el viaducto traerán los Christie? Porque no viene él solo sino con el pelele del hijo y Malva-da, porque por lo visto ella es la que tiene algo oculto que no quiere revelar...

¡Chorprecha!

Anda la jodía, ¡qué calladito se lo tenía! Claro, si es que esos revolcones guarreriles del capítulo anterior acaban pasando factura. Pero la muchacha no quiere decir el nombre del preñador sin que esté Jamie presente, claramente por miedo a que la tunda de su padre la deje como para cambiarse de serie y que la atiendan en Lobotomía de Grey.

Yo, como pseudopadre de todos los colonos, te protegeré
Y tanto que eres padre. ¡Y más que lo serás!
¿Por él te refieres a tu hermano? ¿O a tu padre!
¡A la madre que te parió, Jamie Fraser! ¡A esa se refiere!

[Inciso en la narración]

Hola, ¿urgencias? Por favor, manden en cuanto puedan una ambulancia. Muchas gracias

[Fin del inciso]


[Inciso en la narración 2.0]

Hola, soy la de antes. Que sea con soporte vital, por favor


[Fin del inciso]


En la furia total que le entra al moñeco del hermano va y le calza a Jamie un puñetazo que le mueve hasta la peluca pero tú a Jamie le sueltas una, al segundo intento te vas calentito a tu casa y no por efecto del coñac. Aún así, Jamie sujeta sus nervios para que Malva-da Suprema comience su narración de los hechos. 


Nosotras escuchando atentamente

Que dice, atenta Mari, que la primera vez fue cuando estaba Claire con un pie en el otro barrio. ¡Que no fue violación, dice!


Es que eso ya sí que no lo cree ni Penry

Que Jamie le había dado mucho al trago y ella se acercó a consolarle cuando él estaba mirando por la ventana y...


¡Mecagoenla*uta que eso lo vi cuando estaba grogui!
Esto no nos está gustando un pelo, Hulio


Jamie dice que él le dijo que muchas gracias por la ayuda pero NO, que lo dejara solo pero Malva-da Suprema dice que no se pudo ir porque le daba mucha pena. ¡¡¡Y que por la pena entró el pene!!!


Nuestro cerebro valorando el hottismo del inventado polvo y despreciando a Malva-da a la vez

[Inciso 3.0]

¡La ayuda va en camino, haggards!

[Fin del inciso 3.0]

Pues Jamie se estará refrenando mucho pero la mano de Claire no tanto, que le calza una hostia a Malva-da que la deja marcando las tres y media mientras que sale por patas no queriendo escuchar más las mierdas que la muchacha dice. Jamie le dice ni no violación ni po**as en vinagre, que él a su xirri no se ha acercado y que el padre es otro. ¡Y Malva-da dice que no ha chingado con otro que no sea él! ¡¡Que te vimos en el capítulo anterior restregando potorro en otra cebolleta!!

Pero lo mismo no hubo acoplamiento...

[Inciso 4.0]

Las haggards están siendo atendidas por personal especializado

[Fin del inciso 4.0]

¡¡¡¡Y QUE SE LO HA TIRADO POR LO MENOS DOCE VECES!!!!

[Inciso 5.0]

Las haggards son trasladadas al hospital

[Fin del inciso 5.0]

Y ojo cuidao que conoce la japuta todas las cicatrices de su cuerpo serrano, ¡¡incluso aquellas a las que solo les da la luz en el baño y en el guarrerismo!!

En eso tiene razón el moñeco, ¡que nos la enseñe!

Sorprendentemente, Tom Christie conserva la calma y le dice a Jamie que, como obviamente no va a dejar a su mujer y esta será muy bruja pero están casados por la Iglesia, lo que tiene que hacer es firmar un contrato donde se garantice la manutención a Malva-da y al bebé, así como el reconocimiento del crío como uno de sus herededos. Y ya, si le apetece criar al niño con él...

Jamie Fraser librándose de ellos

Una pena que este gif solo sea metafórico y no literal, ya que ganas de liarse a mamporros con ellos no le faltan. Ya libre de la asfixiante presencia de los Christie, Jamie va a lidiar con Claire, que está que echa humo por las orejas. Como el maromazo que es, Jamie le dice que no sabe ni qué decir pero que tiene muy claro que no va a pedir perdón por algo que no ha hecho. Como no sabe muy bien qué piensa Claire, ya le cuenta ella que se ha tenido que largar porque, si se llega a quedar, lo mismo Malva-da salía de la casa con los pies por delante, pero que en sus delirios vio cómo él estaba cerca de la muchacha y ella le tocaba el brazo, lo que puede acabar en tocar el nardo y.... A ver, que no es que se trinque a otra lo que más le preocupa, es que lo haya hecho y le haya mentido, porque entonces todo lo que han hecho y lo que tienen es una mentira.

Ya sabemos que tú eres más de Lobotomía de Grey

Que están todos ahí porque Claire le quería más que a la vida que tenía en el siglo XX y pensaba que él también la quería a ella de ese modo. Y sabe que la quiere porque dime a mí si no la quiere cómo va a aguantarla tanto tiempo con lo petarda que es cuando quiere pero ahora todo son dudas y....

¡¿¡PERO
QUÉ
DICEEEEEEEES?!?

¡¡¡Pero pero PEROOOOOOOOOO!!! ¿Qué estás diciendo, Jamie Fraser? ¿A quién te has trincado tú? ¿¿¿Y por qué no soy yo??? 


¿Mary MacNabo?
Sí, la que a Jamie le vio el rabo

Mary MacNab, la madre del mozo de cuadra de Lallybroch a la que recordaréis de ese maravilloso capítulo en el que Melopollè pierde su mano y Jamie echa el polvo más triste del mundo. Tú no lo recordarás, Claire, porque mientras Jamie estaba viviendo en una cueva comío de mierda y de pelos y a punto de entregarse a los red coats, tú estabas que te forniciabas a Mñe repetidas veces. Mary sabía que eso era un triste consuelo para un hombre que lo había perdido todo y que estaba enamorado de otra persona, pero la muchacha le dio algo pequeño.


No, tú lo que le diste fue bien grande

Claire, por supuesto, ha perdido el ánimo combativo que tenía antes, ya que sufre por su marido del pasado que se sintió tan desesperado y solo. Entiende lo que pasó y le da pena que no haya sido capaz de contárselo antes, pero esa confesión termina de convencer a Claire de que lo de Malva-da es un cuento chino. Bueno, esa confesión y otra cosa que ya sabíamos todas desde antes.


Never forget Willipollas

Ahora les queda ver si pueden desfacer el entuerto, sabedores como son de que las viejas del visillo cerriles están en hora punta y en breve lo sabrán todo hasta en París. Bree y Roger no pueden dejar de comentar el tema, claro, que si ahí hay gato encerrado, que si Jamie no es capaz de eso... Pero en Brianna hay una sombra de duda porque los años finales de Mñe fueron de picaflorismo observados por la muchacha, lo que le ha dejado permanentemente con la mosca detrás de la oreja. Pero muchacha, si te ves tu propia serie verás que tu padre biológico no se parece en nada al adoptivo (¡A DIOR GRACIAS!) y, además, sin ser nosotras defensoras de Mñe ni nada de eso (¡DIOR NOS LIBRE!), ponte tú en el lugar de ese hombre, casado con una mujer enamorada de otro... Roger le dice que Jamie está clarísimamente muy enamorado de su madre pero para Bree, Mñe también lo estaba.


Parece que me va mejor de cura que de psicólogo

Como Claire no es de esconderse de los problemas, va a hablar con Malva-da, que la recibe con la estrategia de que la mejor defensa es un buen ataque.


Espera que vamos


Su padre le ha obligado a confesar delante de la congregación y seguro que ahí no se han dejado ningún sinónimo sin decir. Claire le dice que es una chica que ha cometido un error y que se lo quiere cargar a Jamie pero que ella cree a su marido y, si no les han separado las desgracias gabaldonianas de cinco temporadas previas, no les va a separar ella. Pero Claire le transmite su cariño, que ha visto lo estupenda alumna que ha sido, lo inteligente que es y le anima a que cuente la verdad, que aún no es tarde. Y mira, Malva-da se pone a llorar y a decir que ya es tarde pero en estas que aparece el moñeco del hermano y la larga con cajas destempladas, diciéndole que mejor habría sido que no le hubiera enseñado a su hermana sus trucos diabólicos ni esas pociones resucitamuertos.


Claire para los Christie

A nuestra protagonista se le caen los palos del sombrajo con Malva-da, así que prefiere marcharse, no sin antes advertirles que se mantengan alejados de su familia. A ver, lo mejor sería que no vivieran en el Cerro Fraser, digo yo, pero aunque se fueran, la rumorología tiene las patas muy largas y en todas las épocas no hay nada que le guste más a la gente que un buen cotilleo, así que bien pronto se habla sin pudor sobre cómo el señor del cerro tiene un nardo de lo más activo y efectivo. Si esto lo dices y no te oye nadie, bueno, pero si tienes los huevazos de decirlo delante de Murraicito te llevas una somanta palos que no te encuentras ni las orejas. Mira, y las orejas casi tampoco se encuentra Claire del susto que se pega cuando vuelve a ver al Brown amojamado y no tiene el éter a mano. Menos mal que viene Murraicito a distraerle un poco hablando de Malva-da (casi mejor hablar de la gala del MET, ¿no?). Claire intenta tranquilizar al muchacho y decirle que lo de Malva-da y Jamie es un cuento chino que se acabará solucionando porque está segura que ese crío no es de su tío.



¡Si ya sabíamos nosotras que esos acercamientos que tuvieron habían culminado en percutimientos bajeriles! Pues nada, que se le arrimó a la cebolleta y el cerebro le dijo: "¡deja que se la meta!". Y el pobre llevaba tanto tiempo sin sentir nada que trocotró. Pero luego Murraicito se sintió fatal porque su corazón seguía latiendo por Emily y no podía ser la cosa, así que ahora el chaval piensa que lo mismo ella se cabreó y lo está pagando con Jamie. Pero vamos, que el niño es suyo y que se va a casar con ella y...

Plano general del posible tráfico maromial de los bajos de Malva-da


Tras el shock inicial, el chaval sigue pensando que tal vez el niño sea sea suyo, así que Claire decide contárselo ella a Jamie porque si no es la protagonista se aburre prefiere evitarle el mal trago a Murraicito. Y, mira, hasta que se resuelva quién la dejó preñi, la vida sigue y el daño a Jamie ya está hecho, porque les hicieron el vacío sideral incluso con Jamie fuera, preparando el congreso rebelde (parece esto Star Wars). Dos meses más tarde, lo único que ha cambiado es que a Claire le ha crecido el pelo, porque el vacío de los colonos ha seguido siendo tan grande que incluso prefieren estirar la pata antes de ir a que ella les atienda. Jamie y Roger ya han regresado y, a pesar de contar alegremente que en el congreso se sopló más que el cierzo y que nuestro protagonista estuvo espléndido, están pesarosos porque el rumor del pichaflojismo de Jamie llegó antes que ellos y este no fue elegido como delegado por Filadelfia. Pero Claire sigue con la esperanza de que las cosas se acaben solucionando y todo termine bien. No sé yo si lo de Jamie se arreglará pero lo que no parece tener solución es lo de que escuches al Brown amojamado en tu mente. Entre eso y abrir la puerta para ver que Malva-da parece acercarse a la consulta...


¡Cucú!

...Claire está que no se aguanta de los nervios, así que cierra la puerta a cal y canto y se lanza a los brazos de su fiel amiga la bolsita de éter, la cual le impide hasta escuchar que parece que quieren abrir la puerta y una voz femenina (que también podría ser un gato maullando de lo bien que se oye).


A la maldad no se le resiste una puerta

¡Co*o, esta mujer hace "chas" y aparece a tu lado! Por lo rarito de las imágenes parece una pesadilla de Claire pero parece real viendo que Malva-da la está poniendo de vuelta y media, que si es una vieja pelleja, que se le caen las carnes y está seca por dentro y que por eso Jamie acudió a ella, al calor del xirri fresco. ¡¡¡Y le dice que se va a quedar con todo, la casa, el niño, el maromo!!!


Vas a conocer el sabor del escalpelo como te acerques a mi familia, sorra de Camporrial

Cuando Claire se despierta del poco reparador sueño, decide salir a recoger malas hierbas y fíjate tú lo que son las cosas que se va a encontrar con la peor. 


Al final ha catado filo
Teníamos necesidad imperiosa de gritarlo a los cuatro vientos


¿¿¿¿PERO ESTO QUÉ ES???? ¡¡Pero que está pajarito!! Sí, Claire, no hace falta que le busques el pulso, que ese color de piel es incompatible con la vida. Y, hablando de vida... ¡¡Que estaba engendrando una!! Pero mira, mejor nos vamos a ahorrar visualmente lo que sigue y lo resumimos:


Claire sacando al bebé

Claire reanimando al bebé

El bebé prefiriendo morir a vivir en esta serie

Pues se nos ha quedado un día estupendo para tirarnos por el balcón, ¿eh? ¡¡A ver ahora qué vamos a hacer con este panorama!! Pues seguir sufriendo porque vaya recta final de serie nos espera, seguro que con nuestra fiel compañera...



¡Nos vemos en breve con las reviews finales de esta temporada de Outlander!


***
Stills by Starz

Gifs from Tumblr, Giphy, Google Images & Starz. All copyrights belong to their respective owners


DAME AMOR Y COMPÁRTEME, QUERIDA
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This

5 comentarios:

  1. Pues al final sí habéis conseguido sacarnos la sonrisa. sois la mejores.

    ResponderEliminar
  2. Qué puedan sacarnos sonrisas y por qué no decirlo, risas con este capítulo truculento dice que son GENIALES!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tremenda review!! Me he desorinado con el "te han hecho un Mónica". Teneis una maestría impagable xD ¡Gracias por darnos nuestro éter particular en forma de reviews (y a pesar de vuestro ajetreo vital)! ❤️

    ResponderEliminar
  4. Uffff me habéis hecho reír al final y mira que vaya capitulo lleno de desgracias.
    Pero sois muyyy graciosas.
    Que poquito queda ya , pero seguro que serán más desgracias.

    ResponderEliminar
  5. ¡Por favor qué risa con los gifs finales!! ¿¡Cómo es posible que nos hagáis reír entre tanta desgracia?! 🤣🥺🤣😭🤣

    ResponderEliminar